Jesús Petit da Costa / Hoja de ruta: 1-



1/11/11

Compatriotas: La reversión del comunismo a la democracia para retomar el sendero que nos llevará a la inserción de Venezuela en la sociedad del conocimiento o de la información, superando el atraso político, económico, social y cultural que padecemos, exige convenir en una hoja de ruta, que sirva de base para un pacto nacional a largo plazo. Pensemos en una hoja de ruta que el país nacional debe imponerle a los políticos.

Distingamos entre el acceso al poder y la toma del poder. Se accede al poder por la vía electoral. Se toma el poder por cualquier vía, no necesariamente violenta. En una democracia se accede al poder, puesto que rige el principio de alternabilidad que se hace efectivo con elecciones justas y transparentes. No se justifica otra vía. En una tiranía comunista, por añadidura copiada de la cubana, no hay posibilidad de acceso al poder de la oposición demócrata porque no hay alternabilidad, sino reelección indefinida legitimada con una farsa electoral. Por ello los demócratas deben apelar a todas las formas de lucha de acuerdo con las circunstancias, principalmente la rebelión popular no necesariamente armada.

En una tiranía comunista sólo hay una vía para la oposición demócrata: tomar el poder. No significa renunciar a la participación electoral, sino insertarla dentro de la estrategia para la toma del poder. ¿Cómo? Veamos estos dos casos a título de ejemplo. Primero el caso venezolano, o el tránsito de una democracia a una tiranía, que igual puede darse a la inversa: se accede al poder por elecciones y luego se toma el poder desde adentro barriendo el sistema imperante. El segundo caso es el peruano, o el tránsito de una tiranía a una democracia: se asegura la candidatura única de oposición y después de asegurada, se condiciona la participación en las elecciones mientras se va creando el clima de rebelión contra la tiranía con la movilización popular que alcanza su clímax en el desafío de la abstención militante o el desconocimiento del resultado electoral. Así deslegitimó Toledo la segunda reelección de Fujimori, quien a los cuatro meses era un fugitivo.

En Venezuela no está planteado un simple cambio de gobierno, eligiendo un nuevo presidente. Está planteado un cambio de sistema, por lo cual hay que tomar el poder. Pero no sólo para hacer un cambio de sistema político, de dictadura militar a democracia civil, como sucedió en Chile después de Pinochet y en España después de Franco. Es algo distinto y de mayor entidad. Hay que cambiar el sistema comunista a la cubana, que ha desarticulado la economía y generado la descomposición social. Es, pues, un cambio, no sólo político, sino económico, de una economía comunista al estilo cubano, a medio construir, a una economía de mercado, como la existente en Estados Unidos, en Europa y en todo el mundo globalizado. Lo planteado es todavía más: un cambio cultural del parasitismo clientelar y de la inversión de valores a un paradigma de superación mediante el estudio y el trabajo como valores superiores de la sociedad venezolana. Este es el verdadero desafío a enfrentar para poder construir una nueva democracia sobre bases sólidas, una nueva economía adecuada al avance vertiginoso de la sociedad del conocimiento o de la información y una nueva sociedad sustentada en principios y valores.

El cambio de sistema asume entre nosotros un carácter que no tiene antecedente en doscientos años de historia republicana. Es la liberación del yugo colonial cubano, algo insólito e inconcebible hasta ayer no más. Cambiar de sistema implica forzosamente romper con la Cuba comunista y ponerle fin a la sujeción ignominiosa a que estamos sometidos. Entonces no sólo se debe hacer el cambio del sistema político, del sistema económico y de la cultura que los sustenta, sino también la liberación de la dominación colonial, evidente con la servidumbre a la monarquía comunista cubana que mantiene una presencia masiva de agentes suyos en la administración civil, en la fuerza armada y en los ejércitos irregulares llamados milicias, así como en la captación y dotación de las bandas armadas de delincuentes.

Es utópico repetir en sentido inverso la estrategia de toma del poder practicada por El Tirano: ganar elecciones y luego acabar con el sistema, porque los tiranos no son ingenuos como los demócratas. Los demócratas venezolanos sólo tenemos la alternativa de tomar el poder desde la calle aprovechando tres circunstancias: agitación electoral, descontento general y decadencia física de El Tirano por la enfermedad.  No hay otra.


LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado