Luis Marin / Los primeros enemigos a vencer son los Judënrate

Luis Marin / Los primeros enemigos a vencer son los Judënrate

7/11/2007
Es inevitable recordar en este momento que la lista Tascón la elaboró la oposición oficialista. Cierto que se puede alegar que entonces nadie sabía ni se podía imaginar que el régimen la iba a utilizar del modo abominable que lo hizo. Pero ahora no se puede alegar tal cosa, porque ya se conoce suficientemente el carácter del nazi-chavismo, violento, desalmado e impune.
"La verdad es que si los judíos hubieran estado desorganizados y con un débil liderazgo, se hubieran sumergido en el caos y la miseria; pero en número total de víctimas difícilmente hubiera alcanzado los seis millones de personas." Con estas palabras, en el juicio seguido en Jerusalén al teniente coronel Adolfo Eichmann, Hannah Arendt sacó a relucir un asunto que se había procurado soslayar: la tremenda responsabilidad de ciertos líderes judíos que colaboraron con los nazis en el exterminio de su propio pueblo.

Las circunstancias que los rodearon, los dramas personales, las explicaciones que se intentaron para justificar conductas a primera vista inconcebibles, le dan cierta universalidad a los dilemas morales planteados; pero al contrastarlos con los argumentos de los colaboracionistas venezolanos, las coincidencias se vuelven francamente horripilantes.

Primero, no sabían que los judíos serían aniquilados; luego, cuando eso se hizo evidente, admitieron que había que sacrificar a algunos para salvar al resto; cuando ni eso era posible, estimaron que estaba bien salvar el propio pellejo, dejando a sus amigos y familiares para el final.

Muchos sucumbieron después de todo; pero no deja de ser extrañamente tranquilizador que cuando los judíos decidieron defenderse, empezaron atacando a los administradores judíos del gueto. Los primeros enemigos a vencer son los judënrate.

De manera que cuando los partidos Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo exponen a sus militantes, simpatizantes y amigos, completamente indefensos para que sean apaleados, escarnecidos e incluso asesinados por las bandas nazi-chavistas, no pueden alegar ignorancia o sorpresa. Por allí hay un primer elemento para la configuración del delito, el hecho intencional, deliberado.

El móvil es político, posicionarse como alternativa electoral al régimen, para que algún día, por simple desgaste progresivo, terminen aceptándolos como un mal menor y acceder al gobierno más por cansancio que por mérito propio, eso sí, garantizándoles impunidad hacia el futuro, por los excesos cometidos.

Con el financiamiento que reciban a través del CNE, a la acción voluntaria y consciente se agrega el fin de lucro, con lo que la responsabilidad política de la dirección de estos partidos se hace notoria y completamente ineludible.

Las crudas circunstancias en que se plantea el llamado referéndum aprobatorio de la nueva constitución totalitaria, hace imperativo replantearse los anteriores eventos ante esta nueva luz, que los muestran con mayor nitidez. Estos pactos de ahora no pueden ser nuevos, ya existían desde antes. El 2D de 2007 quiere ser una reedición del 3D de 2006, una jugada que le salió más o menos bien al régimen y a la oposición oficialista.

Por una cuestión de sensibilidad humana primordial, normalmente la gente no celebra sus derrotas; pero en el periódico Tal Cual celebraron los resultados de las elecciones presidenciales del 3D. El gerente del periódico, un señor Conde, llegó a declararle a Ibéyise Pacheco en una entrevista radial, que por más vueltas que le daba, no le veía ninguna pérdida en esas elecciones.

Fueron "pura ganancia", incluso, el periódico había pasado después de varios años de estar en rojo, a tener sus cuentas en azul, sin que estas palabras textuales tengan el menor asomo de sarcasmo.

Hoy, a pesar del cierre de RCTV y el pisoteo cotidiano de los más elementales derechos humanos, siguen celebrando a tambor batiente la maravilla que fue conseguir cuatro millones de votos en tan corto tiempo de campaña, con lo que de paso reconocen la veracidad de los siete millones de votos del tipo aquel, según los impecables e incontrovertibles resultados emitidos por un CNE "imparcial, transparente y confiable".

Cantan victoria porque su enemigo jamás estuvo en el gobierno, el enemigo estaba y sigue estando en "la otra oposición", el competidor más cercano. Viven obsesionados con el fantasma de "la derecha", el objetivo vital es cerrarle el paso al "golpismo", a las salidas "no democráticas".

En este punto no manifiestan ningún temor en coincidir con el discurso oficial incluso en términos de lenguaje. Petkoff ha declarado su amistad con Jorge Rodríguez y uno de sus mayores orgullos es haber irrumpido el 12 de abril de 2002 en defensa de ese adalid de los derechos humanos que es Tarek William Saab, un poco para enterrar aquel editorial en que se despedía con sorna del milenio de Hugo, que había durado apenas tres años.

Un punto que los pone al descubierto, que no han explicado y que no pueden justificar es por qué tenían que viajar, Rosales a EEUU, Borges y Petkoff a Europa, para pontificar sobre la transparencia de los comicios, como si fueran agentes de relaciones públicas de la dictadura y no un equipo de perdedores. ¿Quién les pagó los pasajes y los viáticos o será que ellos hacen esos tours de sus bolsillos?

Ignoraron completamente las expectativas de millones de venezolanos que se vieron defraudados y frente al reclamo de la oferta electoral de "ganar y cobrar" no han respondido sino que eso era una mentira blanca, porque nadie entra en una elección diciendo que va a perder.

Ahora, el escenario para el 2D es infinitamente más grotesco, no solo por las inconcebiblemente peores condiciones electorales, la toma de la CANTV y la mediatización del Plan República, sino porque la propuesta ha sido declarada como "inmoral e inaceptable" por la Iglesia.

¿Cómo se puede llamar a votar por algo que es inmoral e inaceptable? Si es inmoral, llamar a votar es hacerse cómplice de la inmoralidad; pero además, siendo como es inaceptable, ¿qué van a decir al día siguiente de la votación? Cuando alguien llama a votar se compromete a aceptar los resultados, cuales quiera que ellos sean. Al cantar el CNE la victoria del SI, como todo el mundo sabe que va a ocurrir, ¿qué va a hacer la oposición colaboracionista?

¡Aceptar el fraude, como lo han hecho en todos los casos anteriores! Pero ahora tienen un plomo en el ala. La Iglesia le ha dicho a la población que esa propuesta no se puede aceptar. ¿Entonces? ¿Se acepta lo inaceptable?

El juego que han planteado gobierno y oposición oficial es el viejo truco de la "polarización", de acuerdo con la cual, el electorado divide sus preferencias entre dos opciones perfectamente intercambiables, pero manteniendo una base de acuerdo común a ambas.

Este juego de mercadeo electoral luce inofensivo en las democracias representativas tradicionales, pero en estas circunstancias que atraviesa Venezuela, en que el conflicto se ha tornado existencial entre los bandos en pugna (democracia pluralista vs. Comunismo totalitario), plantearse una polarización truculenta es, sencillamente, criminal.

Debe recordarse que para las presidenciales del 3D el régimen inscribió 15 candidatos, para asegurarse que tendría "oposición"; luego apareció la risible candidatura de "El Conde del Guacharo"; para finalmente concretarse la opción de Manuel Rosales. Aparecido un candidato real, todos los otros se esfumaron como por encanto. Con lo cual queda absolutamente claro que si Rosales no hubiera existido lo habrían inventado.

No ha pasado mucho tiempo y ya se ve la secuencia de lo que entonces parecía un cúmulo de circunstancias sobre venidas. Ahora Rosales dice que José Vicente Rangel vive del chantaje; pero todavía no confiesa cuál fue el chantaje que le hicieron a él. Solamente se resigna a seguir la suerte del chantajeado, que se condena a que lo vuelvan a chantajear una y otra vez, porque ningún chantajista suelta su presa de gratis.

La pregunta del millón es ¿por qué se prestan a un juego diabólico, con un interlocutor tan poco confiable? La secuencia de razonamiento es la siguiente: si revelan el fraude deslegitiman al gobierno, con lo cual le abren la puerta a la insurgencia contra este régimen fraudulento. A esto lo llaman "golpismo".

Entonces, caen en la trampa de aceptar y hacer aceptar lo inaceptable, unos resultados electorales incongruentes, fantasiosos y absurdos, sólo respaldados por la vanidad de un déspota, que quiere mostrar al mundo que es amado por su pueblo, más o menos como Fidel Castro es ovacionado por el suyo.

Suponen, erróneamente, que tarde o temprano una abrumadora mayoría les dará el triunfo en las máquinas cuando sea evidente la inviabilidad del régimen, olvidando que a largo plazo, como decía Keynes, todos estaremos muertos.

Hoy día, la única polarización auténtica es entre quienes adversan la dictadura y quienes le sirven. En correcto español puede llamárseles colaboracionistas, aunque sea un término de origen francés, referido entre nosotros a quienes cooperan con la ocupación cubana.

La oposición sólo puede expresarse de una manera visible, no participando en el simulacro electoral, creando un gran vacío electoral. ¿Cómo se demuestra la abstención? ¿Cómo puede estimarse de una manera convincente? ¿Cómo puede contrarrestarse la propaganda oficial impulsada por el CNE?

Los testigos somos nosotros mismos, no es a ninguna comunidad internacional a quien hay que convencer.

Nosotros vivimos las inmensas colas frente a los centros de votación durante el RR de 2004; vimos como desaparecieron las colas para las elecciones de gobernadores y alcaldes el año siguiente; así como para las elecciones de la llamada Asamblea Nacional, que con el retiro de la oposición no alcanzaron ni un 10% del electorado, no obstante tienen el 100% de diputados designados por el ejecutivo, pero no elegidos por nadie.

Más recientemente, para las presidenciales del 3D de 2006, una vez que se definió la candidatura de Rosales como si fuera de oposición, volvieron las grandes colas a los centros de votación, con el resultado fraudulento que todo el mundo sabe y que los colaboracionistas nos quieren convencer que fueron a favor del régimen.

¿Dónde están esos 7 millones de votos en las inscripciones del Partido Único Socialista que hicieron inmediatamente después y que no llegó al millón de inscritos, pese a todo el despliegue tecnológico que les prestó el CNE?

Con el vacío electoral se demuestran dos cosas: que el régimen no es mayoría, como la oposición colaboracionista quiere hacer ver, para justificar su felonía; y que la constitución totalitaria no ha sido convalidada por el pueblo venezolano.

Una constitución sin consenso no es viable, como no lo es la implantación de un régimen nacionalsocialista que nadie quiere. La inviabilidad de la dictadura abrirá el cause para el establecimiento de un régimen de derecho en Venezuela, mucho antes de lo que los más optimistas se atreven a pronosticar.

7/11/2007

Click aqui

LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado