Vasco Da Costa / Carta a la Dra Tamara Suju




Ramo Verde, 18 de julio de 2019


Dra.
Tamara Suju Roa
Apreciada amiga:

Le dirijo la presente con el fin de solicitarle encarecidamente haga todo lo posible para introducir de forma firme la demanda que el sufrido pueblo de Venezuela tiene que conseguir contra las violaciones de los derechos humanos que ha cometido y sigue cometiendo la Revolución Bolivariana, el socialismo del siglo XXI, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, todos sus cómplices y quienes sean que utilizan  todo el poder del estado para oprimir, reprimir, matar y torturar a quienes no están de acuerdo con ellos. Dicha demanda tendría que ser frente al Tribunal Penal Internacional (CPI) por la gravedad, constancia y sistematicidad de las violaciones a todos los derechos.

Como usted debe saber, se me ha detectado un cáncer en el ojo izquierdo, la dirección del centro penitenciario en donde estoy recluido, contra todo derecho me envió al hospital militar de Caracas  por ser esta una cárcel militar, en dicho hospital me operaron, me dejaron una parte del tumor que amerita una segunda operación y dejaron una raíz del cáncer que no pudieron sacar por estar demasiado cerca del globo ocular interno y que pretenden diluir con medicamentos y terapias específicas.

Los médicos tratantes me respondieron que la razón del proceso cancerígeno se debe a maltratos y heridas en el ojo, proceso infeccioso, falta de tratamiento adecuado, falta de salubridad, dejar pasar  mucho tiempo y alimentación inadecua-da. Es necesario recordar que la herida en mi ojo me fue hecha en la tortura que sufrí en abril de 2018 en la DGCIM cuando rasgaron el ojo con golpes, enseguida me pusieron una bolsa de cuero en la cabeza llena de mierda humana y la utilizaban de ayuda para hamaquearme  la cabeza y golpearla contra el piso y contra una pared indiscriminadamente, durante espacios de tiempo prolongados y aplastándome para que la mierda penetrase por toda mi cabeza. La consecuencia de esto fue una infección brutal y permanente en mi ojo izquierdo que durante más de un año solicité atención médica estando en la cárcel militar de Santa Ana y posteriormente en  esta de Ramo Verde, esa atención nunca se me dio a pesar de haber tenido varias órdenes del juez para eso y que nunca se hizo caso.

Es claro que en dichos centros carcelarios la alimentación es inadecuada, no hay servicios médicos y las condiciones de higiene y salubridad son paupérrimas inferiores. En Santa Ana el problema principal eran las cucarachas, eran tantas que a veces en las noches me despertaba literalmente cubierto por ellas y el promedio diario de cucarachas muertas y aplastadas en mis sabanas cuando me despertaba eran de 40. En Ramo Verde el problema principal es el volumen de ratas y las filtraciones en techos y paredes, a parte  de la humedad y  hasta que me operaron pasé todo ese tiempo durmiendo en el piso por falta de cama. Es evidente que la rasgadura en mi ojo se infectó, me nació una piel sobresaliente, se llenó de venas del globo ocular, comenzó a crecer, la infección fue tomando todo el ojo y se formó una verruga la cual fue creciendo hasta que se hizo insoportable y me llevaron al médico en el hospital militar después de un año y dos meses, siendo que la médico dijo que eso no era nada importante y no lo medicó, después de un mes el dolor, molestia e infección eran tan impresionantes que me llevaron al mismo centro hospitalario y me dijeron que tenía un tumor cancerígeno.

En medio de tanta persecución a mí, mis familiares, seguidores, amigos y colaboradores, he visto con agrado y consolación el apoyo y solidaridad de personas que son nacionalistas y que buscan el bien, la justicia y libertad para Venezuela. Algunas de estas personas han solicitado una medida humanitaria para mi situación médica, cosa que les agradezco, pero que en realidad no es de mi agrado plateada simplemente así. Yo exigiría junto a mi salida de la cárcel la liberación inmediata e incondicional de todos mis causas del mal llamado proceso Gedeón II, exigiría la liberación inmediata e incondicional de todos los líderes Nacionalistas presos como el General Raúl Isaías Baduel, el General Ramón Lozada Saavedra  y el Coronel Gámez, exigiría la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos. Como es posible aceptar una medida humanitaria para mí después que me pusieron en sus mazmorras y me hirieron y enfermaron con sus torturas y dejar atrás a mis compañeros de causa e infortunio esperando cual sea el próximo víctima de su crueldad que tenga un mal terminal para que la tiranía le conceda la “bondad” de otra medida humanitaria como la que están pidiendo para mí. No soy de los que acepta una sobadita por el lomo por parte de mi verdugo antes de cortarme la cabeza y después continuar con los que luchan conmigo. Prefiero estar preso con la libertad de poder decir la verdad de la monstruosidad socialista de la tiranía, que estar afuera y tener que callarme porque me están curando. El cáncer que está carcomiendo mis carnes no es peor que el cáncer socialista que destruye mi patria.

Un trabajador del Hospital Militar que ha visto de todo, me comenta que en materia de presos políticos atendidos allá él ha visto que están utilizando la técnica cubana de enfermar a los enemigos del gobierno según lo que éstos hagan mejor, o sea, a los que utilizamos la cabeza, el estudio y los ojos para la lectura nos golpean la cabeza, a los que utilizan las manos se las destruyen, a los que utilizan las piernas se las quiebran y a los que utilizan el corazón se lo marchitan. Frente a esto cómo voy a salir y dejar aquí solos a Regulo, José Luis, Yorfran, Luis y  Alonso  y a los otros causas míos; cómo voy a abandonar a Eva Lugo, Jesús Medina Ezaine y a los otros periodistas presos o a Antonio Pérez; cómo alguien podría dejar sin remordimiento al Dr. Aguado o al Dr. Marulanda sin mostrar  su protesta,  cómo podría irme simplemente y no decir nada de tantos militares presos aquí conmigo, sufriendo las mismas penurias e yendo por el mismo camino al cadalso, simplemente por haber sido patriotas, luchar por la libertad del pueblo y para derrocar la tiranía castro comunista.

Apreciada Dra. Tamara Suju, le solicito una vez más que haga lo posible para que estos criminales en el poder paguen en la cárcel tanta maldad. Le agradezco todo lo que  ha hecho por nosotros y por la libertad de Venezuela.  Le escribo como dando un grito desde el silencio de mi mazmorra, con el dolor de las torturas y en la oscuridad del cáncer que me carcome, para decirle que yo tengo los objetivos claros y las ideas firmes y que en mi caso sé muy bien lo que tengo que hacer, pero si caigo en el camino no importa, otros seguirán con más fuerza y mi muerte en manos de la tiranía socialista la he ofrecido a la Santísima Virgen de Coromoto, Reina, Madre y Patrona de Venezuela, para que destruya definitivamente a la Revolución y aplaste al socialismo ateo y anti cristiano en Nuestra Tierra de Gracia de la Pequeña Venecia.

Con mi mayor agradecimiento y un saludo cordial, me despido atentamente.


Vasco Da Costa
Pensador Político
Presidente del Foro de Caracas ONG
Vicepresidente del Partido NOS
Líder del Movimiento Nacionalista
Premio Sájarov 2017
Preso y Perseguido Político

LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA España especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez foros Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Irma Araujo Isa Blohm Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit jmfrancas Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular La paseata Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel Artero Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Patricia Poleo Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa transcripciones Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado zello