Edgardo Ricciuti / LAS MULETAS DE LOS RESIGNADOS


26/6/14

Para todos es sabido que la idea de la cristiandad nace y echa raíces alrededor de la esperanza de los oprimidos. Aquellos principios emblemáticos que caracterizaron los albores de la civilización griega, como el honor, la valentía, la dignidad y la soberbia que Sócrates y Platón supieron adormecer, y que vuelven a resplandecer en la República romana, nuevamente serán perseguidos y posteriormente execrados por la difusión de esa religión monoteísta cuyo origen germinó fuera de Europa. Lo absolutamente sedicioso del cristianismo, para la cultura clásica greco-romana, radica en su idea de igualdad entre los hombres ante la deidad. Si bien es cierto que dicho planteamiento giraba, en principio, en torno a un ámbito metafísico, pronto empezaría a permear e influir también en el ámbito terrenal y político.

El marxismo surge sobre bases muy similares a las del cristianismo. Fue cimentado sobre un paradigma de lucha de clases, a través de la cual también llegaría una supuesta redención  para los oprimidos, aunque, esta vez en vida, a diferencia del cristianismo, cuya promesa de salvación llegaría una vez abandonado el cuerpo físico.

Ambos modelos han tenido profunda influencia entre aquellos que poseen una tendencia innata a creer en utopías o esperanzas de redención,  que fungen de alivio para lo que es considerado por ellos un peso: el existir.

Concretamente, y por un adoctrinamiento contra-natura -en sentido real, y no moralmente hablando-, le han allanado el camino a todo tipo de monocracias, haciendo de la esclavitud su  verdadero producto final. En el caso del cristianismo, al justificar y elevar el sufrimiento terrenal para tener mejores opciones de salvación en el más allá. En el caso del marxismo, mediante la promesa de una irrealizable homogeneización social, donde es aniquilado todo potencial de elevación y grandeza heroica, inherente al ser humano pleno y vigoroso. Lo que realmente logran ambos credos, en el acontecer político, es la consolidación de una patológica resignación en los individuos, que muy bien sabe aprovechar todo sociópata enquistado en el poder. Los esclavos de siempre, seguirán siéndolo hipnotizados por vagas esperanzas; los que antaño eran considerados nobles, valerosos, osados y luminosos serán esclavizados por obra de los predicadores que enaltecen lo decadente trans-valorando la moral de la nobleza, utilizando a los viles para su propósito.

Sobre la culpa ambas creencias modelan a un individuo débil y maleable: el cristianismo, sobre el pecado original; el marxismo, sobre la culpabilidad de otros por sufrimientos y miseria que, en realidad, no tienen otro culpable que el mismo miserable que las padece. En realidades donde se entremezclan creencias de este tipo, los déspotas tienen muy poca dificultad en someter a cristianos -despertando en ellos culpabilidades inexistentes, pero sí muy bien inoculadas, para anularlos inutilizando su vigor y rebeldía y a marxistas, azuzándolos contra los fantasmas de su psique, para desviar sobre esos señuelos la frustración y la ira que, de lo contrario, podrían revertírseles.

Si descartáramos momentáneamente, y sólo por falta de pruebas tangibles, una colaboración implícita de los políticos de la Oposición Oficial con el régimen, podríamos justificar su indigente actuación en la profunda y marcada influencia que han ejercido sobre ellos, y en sus seguidores, los dogmas de la Iglesia y del marxismo.

La resignación que los caracteriza, junto a esa capacidad de soportar ofensas y humillaciones, además de la banalidad del cómo justifican cada derrota con un espléndido abanico de rostros que ya olvidaron el sentir cualquier tipo de vergüenza, representa un fiel reflejo del espécimen forjado en torno a patrones de vil servilismo, producto del adoctrinamiento cristiano-marxista.

Socialdemócratas y socialcristianos, en todas sus ramificaciones y desviaciones, por no citar a “socialistas democráticos”, no pueden, ni podrán oponerse con éxito y, finalmente, doblegar a quienes como ellos son movidos por ideales afines a los de los comunistas. Todos éstos son hijos de una asfixia cultural, que pronto agonizará para que pueda restablecerse una perspectiva de existencia genuina, que le permita a todo hombre noble buscar lo luminoso en su interioridad; donde cada quien ejerza su liderazgo para reconquistar la verdadera Libertad.




LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado