Teódulo López Meléndez / Relato sobre un país en pedazos


26/5/14

Una nación en decadencia presenta síntomas obvios. Desde los crímenes que sacuden a la sociedad hasta la cotidianeidad oprobiosa, desde el ejercicio violento del hampa hasta la escasez de calidad de vida.

En todos los ángulos tenemos ejemplos, desde la muerte de una estudiante de medicina por motivos fútiles hasta un niño disparándole a otro, desde un innegable repunte del hampa que mata por un teléfono móvil hasta los rostros deteriorados en largas colas para conseguir algo que comer.

El país está resquebrajado. No hay alimentos ni medicinas, no hay asistencia mínima en los centros hospitalarios ni la menor seguridad en las calles. Peor aún, desde el poder se habla un lenguaje demencial que ordena publicar vídeos donde supuestamente se incendia viva a una persona discapacitada o que promete, en recuerdo al caudillo, que en pocos años seremos una potencia. O que hace una petición a UNASUR solicitando se condenen sanciones al país que no son tales sino a miembros del régimen para encontrarnos que el organismo sudamericano acuerda condenar lo inexistente.

Sólo en un país decadente un régimen se puede permitir hablar desde una dislocación total. Sólo en un país desordenado los agentes políticos se pueden permitir llenar de sandeces las redes sociales. Sólo en un país donde el lenguaje se ha descaracterizado se pueden oír los lugares comunes como suprema oferta política y mostrar la desvergüenza como alta tribuna.

Este es un país con una economía hecha pedazos, con un Estado que debe a sus proveedores externos una suma superior a los 14 mil millones de dólares y que no puede pagar porque dilapidó los recursos, lo que demuestra que no habrá normalización del abastecimiento, sino puntuales arribos que pondrán a la gente a seguir corriendo hacia una cola. Destruido el aparato productivo, sin insumos primarios, con dementes que alegan las líneas aéreas se marchan debido a que enrumban sus aviones hacia el mundial de fútbol de Brasil, mientras desde el poder enloquecido se insiste en el camino equivocado.

El país está desvencijado con apenas muestras de lucha y lucidez entre sectores juveniles, aunque evidentemente interferidos, algunos de ellos, por la partidocracia, pues de otra manera no se pueden entender algunos planteamientos como la solicitud de una Asamblea Constituyente, sustituyente de la protesta, o un reclamo para que los factores enmudecidos que se revuelcan en un diálogo inexistente asuman a plenitud el liderazgo de algo que no sea de ellos mismos y de sus propios intereses.

El continente da pena. Un gobierno norteamericano presa de sus dudas y complejos, una Sudamérica enterrados sus gobiernos en el lenguaje y en la práctica decimonónicos, una OEA abandonada como trasto inservible, unos gobiernos envejecidos que se alimentan de falsa astucia. En la soledad este país se hunde en sus deposiciones.

Los países no tienen fondo, pueden caer y caer hasta el punto de que uno de los detestables niveles anteriores parezca ante el nuevo como un período soportable. Cada día será peor. Vuelve la pregunta de si los pueblos piensan con el estómago, como reza ese aserto repetido hasta el cansancio, y entonces uno mide los indicadores económicos, los índices de inflación, el deterioro del salario real, la devaluación de la moneda y el porcentaje de escasez, y concluye desconocer los tiempos de este que ya no es más que pedazos.

Un observador puede prever las más serias consecuencias políticas inclusive sin olvidar las condiciones externas de un mundo al garete y en pésimas manos. Un hombre de pensamiento llama a regenerar tejidos, a formar piel nueva, a tapar los boquetes que esta desidia e ineptitud han horadado en el cuerpo de la república. Para ello hay que apelar a las ideas y a la decisión. Si seguimos en este ritmo que nos han impuesto los fatídicos actores de esta degeneración de la política ya no habrá nada a reconstruir. Hay que romper el juego perverso, mediante la insurgencia de quienes reclamen el liderazgo y lo arrebaten de las manos impúdicas a estos actores de vaudeville.



LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado