JOAQUIN F. CHAFFARDET / SERÍAN SIEMPRE RECUERDOS INGRATOS



13/5/12

Con frecuencia veo a comentaristas de TV y leo a columnistas, así como a parlamentarios y políticos de la oposición, desearle a Hugo Chávez que recupere su salud prontamente. Algunos como la comentarista de un programa nocturno, hasta le piden a Dios por la salud del Presidente que amenaza al canal donde labora y en consecuencia su puesto de trabajo, lo que parece una manifestación de caridad infinita (¿?). He visto a un gobernador de la oposición, cuyo estado y sus habitantes han sido víctimas de toda clase de atropellos por parte del narco-régimen, desearle pronta recuperación.

Todas estas posiciones respaldadas en un supuesto espíritu cristiano de no “desearle mal al prójimo”. Pero más bien pienso que son posiciones producto del deseo de dar la sensación de amplitud, de sensatez y de ser poseedores de un espíritu “noble” y lleno de bondad infinita. Los más “vivos” pretenden así aparecer ante los venezolanos como una especie de palomas de la paz, mensajeros del amor, de la “reconciliación”, del “aquí cabemos todos” y del perdón de los pecados. Y a veces casi hasta mensajeros de la vida perdurable, lo que frente a la agresividad y persistencia del cáncer es un desafío imposible a la naturaleza.

Pero también es posible que quienes así actúan lo hagan porque quieren pasarle una mano cariñosa de condolencia al oficialismo y a su jeque, o no han sufrido ninguna de las agresiones del régimen y el sátrapa, o quieren engañarnos mostrándose como practicantes de una falsa caridad cristiana, o son víctimas del síndrome de Estocolmo o sencillamente les importa un comino las víctimas de la incompetencia y de los desmanes del régimen. Me han sorprendido algunos amigos y amigas que públicamente le han deseado a Chávez una pronta recuperación y conociéndolos como los conozco, estoy seguro de que están siendo hipócritas o temen las represalias anunciadas por el drogadicto de La Hojilla, quien dijo que si a Chávez le daba una fiebrecita saldrían las huestes chavistas a tomar venganza.

Rogar y desearle salud al dictador que saben que prolongaría y acentuaría la destrucción de la nación, la moral de la sociedad y los derechos individuales, no es precisamente una actitud cristiana ni que favorezca al bien común. La enfermedad que afecta al destructor de la nación es un afortunado hecho fortuito que nada tiene que ver con la voluntad de quienes, aparte de ser víctimas de la conducta totalitaria del régimen, aspiramos a vivir en libertad en una sociedad democrática y con instituciones sanas. Por eso creo que la acción de la naturaleza debe ser bien recibida con júbilo como un elemento que puede evitar males mayores a los venezolanos.

Cada vez que un personaje no chavista de la política o de los medios de comunicación le desea a Chávez que “se recupere”, que recobre su salud, muchos piensan que es una ironía o un acto cargado de hipocresía y en otros despierta la sospecha de una relación oculta con el régimen totalitario. Ninguna de esas reacciones es favorable a quienes de esa manera se expresan. De modo que lo más prudente sería que guardaran silencio y expresen su deseo, si es sincero, en la privacidad de sus oraciones, ya que con sus manifestaciones de solidaridad lo que hacen es contribuir a la campaña oficialista que promueve la “lástima por el enfermo” como vínculo afectivo con el tirano, añadiéndole un tinte religioso.

La conquista y defensa de la libertad de millones, la preservación del patrimonio de la nación, la reconquista de la paz social, son metas superiores en favor del bien común de todos los venezolanos, metas que en lo inmediato dependen de que finalmente nos sacudamos del yugo totalitario y para ello hay que trabajar día a día, como si el cáncer no existiera, para derrotar al totalitarismo y la corrupción elementos sustanciales del régimen. Pero si la naturaleza nos ayuda bienvenida sea esa ayuda. Por eso yo no me conduelo ni me despierta sentimiento alguno de lástima o solidaridad la enfermedad de Hugo Chávez, por el contrario la veo como una aliada de los venezolanos que eventualmente podría ayudarnos a acelerar y facilitar el retorno de la paz a la nación y el comienzo de un proceso de recuperación de la institucionalidad, la libertad y la independencia. Tampoco me conmueve los efectos de la enfermedad en su familia, que se ha enriquecido groseramente y que usa, disfruta y dispone de los bienes de la nación como si fueran propios.

Y para quienes alegan su supuesto espíritu cristiano para desear la recuperación de su verdugo, me permito recordarles que la Providencia tiene múltiples y extrañas formas de manifestarse, y pareciera que esa enfermedad y los dolores que causa hubieran sido escogidos por ella para que el dictador, antes de fallecer, comience a pagar el inmenso daño que intencionalmente le ha causado a la Nación.

Por eso no me conduelo ni le deseo a quien nos ha “jodido” a Venezuela y a los venezolanos que “se recupere” ni que “se cure”, para que nos siga jodiendo. Me gustaría verlo tras las rejas por los miles de delitos cometidos pero si la pelona se lo lleva “mejor que mejor”. Un inmenso alivio. Algunos amigos opinan que si se lo lleva la pelona antes de ser derrotado con los votos y luego encarcelado, se convertiría en un “héroe” o un “mártir”, lo que no me preocupa en absoluto. Los muertos no joden, a menos que se conviertan en espíritus burlones o malignos y no sabemos si eso es ciertamente posible. Bin Laden ya no puede seguir matando, ni Kadafi asesinando a los libios ni el Ché Guevara fusilando cubanos. Un preso puede ser motivo de peticiones, manifestaciones y disturbios, mientras que un muerto solamente puede ser, en el mejor de los casos, motivo de recuerdos que en el caso de Chávez serían por siempre recuerdos ingratos para la mayoría de los venezolanos. 





@jchaffardet






LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado