Ignacio Gainzarain / La “captahuella” como falacia


Ignacio Gainzarain / La “captahuella” como falacia del CNE (Psuv), y pecado de las élites electoreras



27/5/12


Este artículo está dirigido a:


  • En primer lugar, a la gente de a pie, para que presione a las Elites en la urgente transformación del sistema electoral venezolano.
  • En segundo lugar, a los historiadores Tomás Straka y Elías Pino Iturrieta, y al sicólogo social Angel Oropeza.
  • En tercer lugar a los comunicadores sociales, César Miguel Rondón, Vladimir Villegas, Nelson Bocaranda y Leopoldo Castillo, quienes hoy día dirigen programas importantes, en los que necesariamente deben ventilar la nula transparencia del sistema electoral.
  • En cuarto lugar, a las organizaciones de Derechos Humanos, para que vayan creando el concepto correspondiente al delito de “fraude electoral masivo”, como parte del portafolio de los delitos de lesa humanidad.
  • En quinto lugar, al Candidato de la MUD, para que corrija su posición ante este CNE, dado que todavía hay tiempo para enmendar errores graves de la campaña en curso.
RESUMEN
Los dispositivos denominados “captahuellas”, popularmente conocidos como “cazahuellas”,  no hacen  lo que el CNE dice que deben hacer. Estos aparatos no están en capacidad de hacer realidad el lema oficialista “1 persona 1 voto”.
El procedimiento de identificación de huellas del proceso electoral no impide que voten los llamados “multicedulados siglo 21”.
Al estudiar las razones por las que el Régimen se esmera en mantenerlas, tenemos en primer lugar, el valor táctico que proporciona la información en tiempo real de la tendencia de la votación, seguido de la rápida identificación de las cédulas que no han sido activadas como votantes, hecho que facilita la búsqueda de los patrulleros que no han votado a determinada hora de corte, generando como valor añadido para el Régimen la “sensación” real de que el PSUV sabe por quién votas.
La “cazahuella” se ha convertido en el verdadero “caballo de troya siglo 21”, con el cual este Régimen Militar va tomando progresivamente las “colinas” ubicadas en las mentes que aún se resisten a ser “Misión dependientes”.
El silencio (cómplice) de las élites electoreras de la oposición y de gremios de especialistas, ha permitido que el CNE no haya tenido que someterse a “experimentos públicos” que desenmascaren los peligros y las mentiras de este sistema maquiavélico de sometimiento de la soberanía del elector al poder concentrado del Líder Único. Y estos experimentos son de naturaleza sicológica (al estilo del célebre Dr. Stanley Milgram y sus pruebas de obediencia a la autoridad), y de carácter matemático computacional.
Y en el marco de esta cooperación tácita de las Élites Electoreras, la Revolución da un paso audaz, colocando sobre la mesa su tan apreciada “Joya” de la Corona Bolivariana: la máquina integral de votación. Este juguete del control, se basa en la integración de la “cazahuella” a las pantallas de votación, ubicadas juntas las tres (ver foto más adelante). Este aparato es una versión electoral del famoso polígrafo de la verdad, y dará mucho que hablar en el momento en que se haga un juicio histórico independiente al sistema electoral bolivariano.
Finalmente, se plantean unas conclusiones preliminares y una propuesta de “Qué Hacer”, fácil de implementar, y centrada en 4 puntos básicos.
En lo sucesivo se usará la palabra “cazahuella” en lugar de “captahuella”, por aquello del valor de la sabiduría popular.
El índice de este artículo es:
  • Antecedente documental para estudiar el Poder Electoral.
  • El “deber ser” de la Cazahuella.
  • El tamaño del Desafío del Sistema de Cazahuellas en una Elección de 50.000 mesas.
  • La realidad actual del Sistema de Cazahuellas en tiempo real.
  • Sobre el Sistema de Cedulación Nacional.
  • El doble mito de los multicedulados.
  • Las Cazahuellas: el “Pecado” de las Elites Electoreras.
  • La Revolución avanza: “de la cazahuella al Polígrafo Electoral”.
  • Conclusiones Preliminares.
  • Qué Hacer cara a la Elección Presidencial.
  • Mensaje a García.
  • Reflexión gráfica para los ciudadanos de a pie.
  • Comentario sobre la creatividad de los “caraduras” del CNE bolivariano.
ANTECEDENTE DOCUMENTAL PARA ESTUDIAR EL PODER ELECTORAL.
Los historiadores interesados en la etapa contemporánea, ésa que transcurre del Pacto de Punto Fijo al Pacto Militar del Samán de Güere, deben examinar el documento histórico determinante a la hora de ubicar la naturaleza tecnológica del fraude en el sistema electoral de los últimos 9 años.
La revista Statistical Science (número dedicado al referéndum), probablemente la más prestigiosa del mundo en el área, acaba de sacar su número dedicado a cinco estudios realizados en torno a los resultados del referéndum revocatorio (2004). Estos trabajos fueron presentados por profesionales serios del mundo de la matemática y computación, y la conclusión científica, es que los resultados publicados por el CNE no son creíbles. Por estudios de este tipo se cayeron recientemente dos imperios empresariales: ENRON y ANDERSEN CONSULTING (Las Matemáticas y el Caso Enron). Claro, eso ocurrió en un país en el que se revisan minuciosamente las auditorías, y si procede, se abren juicios independientes.
El siglo 21 es un siglo que habla de la alfabetización digital. Y si algo ha puesto en práctica ese grupo de militares que se hicieron del poder con su pacto en el viejo Samán, es el manejo de las nuevas tecnologías. Una prueba de ello es el sistema electoral electrónico.
No se puede hacer historia contemporánea de Venezuela, sin considerar el tema del uso de las nuevas tecnologías en los sistemas de Propaganda, Control y Dominación del Poder Central sobre los derechos de los ciudadanos de a pie. Tanto historiadores, sicólogos sociales, como organizaciones de Derechos Humanos tendrán que ponerse a la altura de los mecanismos persuasivos del siglo 21, para poder lidiar con el Poder Electoral.
EL DEBER SER DE LA CAZAHUELLA
Entrando en la materia de este trabajo: ¿Es verdad que el dispositivo de la “cazahuella” cumple la tarea que tanto pregona el CNE?
Según el CNE, la “cazahuella” fue diseñada para garantizar que a dos pulgares (huellas pulgar izquierdo-pulgar derecho) corresponden un solo voto en el sistema electoral. Es decir, que “una Persona un Voto” se garantiza, sí y solo sí, el sistema electoral cuenta con la “maquinita de las huellas”.
Primera pregunta para el elector: ¿recuerda si le pidieron su cédula de identidad antes de poner el pulgar en la “cazahuella”? Pareciera que esta pregunta es tonta. Pero sigamos con otra pregunta de sentido común: ¿Si el sistema garantiza que una Huella vota solo una vez, no debería el dispositivo chequear sus pulgares contra las 38 millones de Huellas Digitalizadas (2 x 19 millones de votantes), para identificar a qué cédula de identidad pertenece, y en ese momento, pase el funcionario a pedirle su cédula para confirmar que es la que aparece en la pantalla, y por tanto, proceder a autorizarlo a votar?
El siguiente gráfico ilustra los tiempos (t1,t2,t3,t4) involucrados en el proceso correcto de tomar una huella y compararla contra la Base General de Huellas Digitalizadas (38 millones de huellas).

Si la tecnología usada por el CNE es tan avanzada como tanto cacarean en sus propagandas, el sistema debería en menos de 5 segundos indicar en la pantalla la cédula de identidad del elector, y acto seguido, bloquear esa Huella de la Base General de Huellas Digitalizadas (B.G.H.D.). Entonces, vendría la verdadera prueba de fuego para los “multicedulados siglo 20”, cuando van al siguiente centro de votación, con su segunda cédula chimba, y se presentan como si nada, poniendo el pulgar en el dispositivo. Si el sistema hace lo que dicen que hace, entonces, la gran sorpresa para el impostor es que el aparato suelta un mensajito que oye todo el mundo: «votante repetido…. traigan al Fiscal de Cedulación».
Nota: Con la Ley Orgánica de Procesos Electorales, se eliminó la Fiscalía de Cedulación. Fue un paso para consolidar el espacio de las cazahuellas en las elecciones, y “desconectar” al sistema de cedulación de las elecciones.
EL TAMAÑO DEL DESAFÍO DEL SISTEMA DE IDENTIFICACIÓN EN UNA ELECCIÓN
Para profundizar en el tema, saquemos algunos números para darnos una idea del tamaño del sistema de colas que se produce en un evento electoral de aproximadamente quince millones de votantes repartidos en 50.000 mesas de votación (o sea, 15 millones de personas repartidas en 50.000 colas de diversos tamaños).
Asumamos, que en estas elecciones venideras votará un 75% del padrón electoral. Es decir, tomando las cifras del “transparente” REP del CNE, observemos el siguiente cuadro:
REP
Abst.
Votantes
Antes de
la 1 pm
Votos a
la 1 pm
Horas efect.
Votantes
x hora
Votantes
x minuto
Votantes
x segundo
19.000.000
25%
14.250.000
70%
9.975.000
5,5
1.813.636
30.227
504
Como se aprecia, tenemos que asumiendo una asistencia continua y un proceso “hiper fluido”, cada segundo saldrán 504 personas de los centros electorales con el dedo manchado con la tinta. Esta simplificación plantea en esencia, que no hay horas pico porque todo fluye totalmente coordinado en el tiempo, algo así como si a cada elector le dijeran la hora-minuto-segundo en la que debería estar entrando al centro electoral.
Asumamos por simplificación, que este número es el equivalente a las personas que están al principio del proceso, colocando sus pulgares para que el sistema los identifique (en la realidad pueden ser muchos más *). Es decir, que tenemos 504 personas por segundo solicitando al funcionario se identifiquen sus huellas dactilares de los 2 pulgares en la B.G.H.D. de 38 millones de pulgares. Entonces, tenemos en realidad 1008 solicitudes de identificación de pulgares contra la B.G.H.D, para decidir cuáles de esas 504 personas que en ese segundo pisaron los dispositivos pueden pasar a votar.
(* Está claro que existe un marco estadístico para estudiar rigurosamente este proceso, al plantear el carácter aleatorio de las variables temporales t1, t2, t3 y t4, y la variable “cantidad de cazahuellas activadas en un segundo” Es evidente, que en el marco de 15 millones de votantes distribuidos en 50.000 colas, podríamos tener cantidad de segundos de más 5.000 solicitudes de identificación de pulgares. Por simplicidad, trabajaremos con 1008 solicitudes activadas cada segundo).
LA REALIDAD ACTUAL DEL PROCESO DE IDENTIFICACIÓN EN TIEMPO REAL
¿Existe algún sistema de identificación que identifique 1008 huellas en menos de un segundo?. Esta pregunta es importante, porque debemos tener presente que cada segundo incorpora 1008 solicitudes de identificación adicionales, y eso durante 5 horas seguidas.
Dato: no existe sistema de identificación en el mundo que procese cada segundo, y durante cinco horas seguidas, 1.008 solicitudes de identificación de huellas dactilares contra una B.G.H.D. de 38 millones de huellas digitales. El más rápido que se conozca (sistema alemán) rompió el record, y tarda 2 segundos en identificar una sola huella en una base de huellas como la nuestra. Esto implica automáticamente, que la hipótesis de total fluidez de las colas físicas de votantes, no está acompañada de total fluidez del sistema de procesamiento digital, por lo que se generaría una importante cola de solicitudes de identificación, imposible de procesar el mismo día..
Por lo anterior, este CNE ha diseñado el proceso de identificación de la huella dactilar al estilo de los países “transparentes” y con instituciones auditadas anualmente. El proceso es como sigue:
En cada centro electoral colocan varias laptops con su correspondiente cazahuellas. En estas laptops están las cédulas digitalizadas de los votantes de dicho centro. Cuando viene un votante, entrega la cédula de identidad al funcionario, éste la introduce en el sistema, y en su pantalla aparece la cédula digitalizada con los dos pulgares. A continuación,  le indica que coloque el pulgar derecho, y la máquina compara esta huella física con la de la cedula digitalizada, es decir es una búsqueda de match “1 a 1”. Si hay macht, le pide que coloque la otra huella, y si hay macht nuevamente, le dice que vaya a votar en la mesa Equis con los datos de la página del cuaderno electoral de papel. El siguiente diagrama muestra lo anterior:
Tan lento es este proceso, que en la simulación que hicieron el día 17-05-12, la identificación de un elector se llevó 86 segundos (ver citas Globovisión y Noticias24 al final), con todo y que el match es pulgar contra huella de la cédula digitalizada.
Consecuencia: El sistema del CNE nunca actualiza la B.G.H.D., sino solamente la que está en el disco del laptop, es decir, la relacionada con los electores de ese centro.
SOBRE EL SISTEMA DE CEDULACIÓN NACIONAL
Visto que la cazahuella compara tu huella física de cada pulgar contra las 2 huellas presentes en tu cédula digitalizada, tenemos que preguntarnos lo siguiente:
¿Cuál es la vigencia de una cédula de identidad? R: 10 años.
¿Quién es el que gerencia el sistema de cedulación venezolano, ése que por cierto es supervisado por los cubanos? R: el gobierno central, que tiene 13 años en el poder.
¿Cuántos multicedulados antiguos (cédulas emitidas hace más de 13 años) puede haber con cédulas vencidas? R: muy pocos, sólo los que no hayan procedido a renovarla en este período.
¿Cuántas personas se han cedulado en estos 13 años? R: la gran mayoría, porque las cédulas solo tienen vigencia de 10 años, y el Régimen las pide constantemente para trámites públicos.
¿Quién ha desarrollado la Base de Datos de cédulas digitalizadas? El Gobierno Actual.
¿Cuándo fue la última auditoría pública, profesional e independiente, de la Base General de Huellas Digitalizadas? R: no se ha realizado.
¿Cuántas personas se han nacionalizado en los últimos trece años, que tengan derecho a votar en la elección presidencial? ¿Cuál es la distribución de esos nacionalizados por país de orígen? R: solo el gobierno lo sabe.
¿Quién es el responsable de garantizar que no hay multicedulación? R: El Gobierno Central.
EL DOBLE MITO DE LOS “MULTICEDULADOS”
Mito 1: Con la cazahuella no puede haber multicedulados votando en las elecciones venezolanas.

Lo que antes hacían los “multicedulados siglo 20”, perfectamente lo pueden seguir haciendo ahora, porque entre otras cosas, la causa fundamental (corrupción institucional) que permitía tener multicedulados de papel, se ha agravado por el efecto de un poder absolutamente corrupto.

Este Poder Central ha ordenado al Poder Electoral a modernizar los conceptos, y a impedir las auditorías profesionales e independientes.

Los “multicedulados siglo 21”, son los que tienen varias cédulas de papel con sus correspondientes cédulas digitales, en las que por supuesto las huellas digitalizadas son las mismas en todas las copias.
Y como el sistema simplemente compara la Huella del pulgar en el dispositivo con la Huella de la ficha digital, que también es chimba, entonces valida el match, y permite a este multicedulado volver a votar en tantos centros electorales (laptops) le “toque”.
En conclusión, tan fácil como era antes votar en varios centros con cédulas falsas de papel, lo es ahora, cuando las cédulas de papel tienen sus pares digitales.
Mito 2: Los multicedulados pueden voltear los resultados de una elección presidencial.
Con el cuento de que en la 4ta R se volteaban elecciones a punta de multicedulados, lanzaron una ofensiva comunicacional dirigida a meter su “caballo de troya” en el referéndum revocatorio: la cazahuella.
Los expertos electorales saben que los multicedulados son muy pocos cuando se les compara con la población electoral, por lo que, resulta imposible que éstos puedan afectar el resultado de una elección presidencial. Más aún, en la mal llamada 4ta R ningún candidato perdió una elección por multicedulados.
Paralelamente a la ofensiva del gran aparato de Propaganda, este Régimen que ha saboteado la posibilidad de realizar auditorías integrales del REP, ha creado la ficción de que es la gestión más auditada, y en el caso del referéndum del 2004, el Centro Carter se prestó para el engaño. Basta ver los documentos históricos que relatan con detalle las seudoauditorías de las máquinas y del REP, realizadas en los años 2004 y 2005 (solicitar a ong’s especializadas como Esdata).
LAS “CAZAHUELLAS”: EL “PECADO” DE LAS ELITES ELECTORERAS.
Las cazahuellas no hacen lo que dice el CNE que hacen, y las Élites Electoreras lo saben desde hace tiempo.
Entonces, ¿Cuál debería ser el papel de un Comando Electoral Progresista de verdad?
Muy sencillo, evidenciar fehacientemente que el sistema no hace lo que debería hacer. Y eso se puede hacer con dos medidas como estas:
1.- Exigir que se publique en internet el código fuente del programa de identificación de huellas digitales versus huella física, para ver claramente lo que hace;
2.- Diseñar con las universidades un experimento, en el que formando 500 colas (1% del número de colas del día de las elecciones) de 20 personas cada una, se proceda a que cada persona coloque sus pulgares en las correspondientes 500cazahuellas, bajo una búsqueda de match una huella pulgar versus las30 millones de la base de datos.
Al pasar el último elector de las 500 colas, contabilizar cuántas huellas fueron identificadas correctamente, cuánto tiempo duró este primer proceso, y hacer el cuadro estadístico correspondiente.
Para comprobar que la BGHD se actualizó correctamente, seleccionar un 10% de los participantes, para que intenten votar en cualquier otra cazahuella de las instaladas para la simulación, y así verificar si el sistema descubre a los electores que intentaron votar de nuevo.
Este experimento se puede hacer en el estadium de la UCV o en el Hipódromo de la Rinconada, y debería ser televisado. Sobraría gente voluntaria para la prueba.
LA REVOLUCIÓN AVANZA: “DE LA CAZAHUELLA AL POLÍGRAFO ELECTORAL”.
El Caballo de Troya también evoluciona. Hasta la elección pasada, estos dispositivos se usaron en el terreno operacional para saber en tiempo real las tendencias de la votación y las cédulas que faltan por votar. Y en el plano sicológico, para persuadir a sus patrulleros de que el “Líder” lo sabe todo (ver “Para qué sirven las cazahuellas”).
Pero el Régimen cree que llegó el momento para dar un paso audaz: la “traza integral” de las cédulas en el proceso de votación. ¿O es que ustedes creen que estos inocentes personajes no van a estar tentados para que esa “huella” de un pasito más, y llegue al corazón del secreto del voto del elector?.

Polígrafo Electoral
Usando una analogía al análisis de las ofertas contextuales en el mercadeo moderno, realicemos el ejercicio de ir a votar con las nuevas reglas que pretende imponer el CNE.
Votante racional: llega a la Mesa de Votación, y lo recibe un funcionario que le pide la Cédula de Identidad. Al no haber cuadernos electorales de papel, usted pasa directamente a la máquina integral de votación. El funcionario teclea su cédula, y luego le pide que ponga el pulgar. Repite con el otro pulgar, y cuando el sistema diga ok, el funcionario se da la vuelta y usted pasa a tocar la pantalla de votación, para luego tocar la tecla “votar”. Sale un papelito y lo mete en la CAJA OSCURA DE CARTÓN. El cuaderno electrónico, invisible para usted, anota que usted ya votó. Ud. sale, y se pregunta: ¿Qué habrá anotado el sistema en el famoso “cuaderno electrónico”?
Luego enciende la TV, y se encuentra a los expertos de las Élites Electoreras que dicen sin sonrojarse, que el programa incluye unas rutinas que desordenan las secuencias de las huellas digitales y de los votos introducidos. Como usted es una persona racional, concluye: si un sistema tiene que desordenar las secuencias, entonces quiere decir que sí existen las famosas secuencias huella-voto. Es decir, que si no se “desordenaran”, entonces el CNE (Psuv) sabría por quien votó cada elector participante.
Pero como usamos la figura del contexto del mercadeo, veamos cómo opera para el habitante de los sectores populares, que son la mayoría, y que están, por la razón que sea, en el PSUV. Desde el 2004 los coordinadores de patrulla les han dicho abiertamente a los patrulleros, que el gobierno lo sabe todo, y como prueba han experimentado, que cuando no han votado, los buscan diciéndoles que ellos saben que no han votado. Cuando un patrullero que tiene años viviendo este yugo, ve ahora la cazahuella conectada a la pantalla de votar, no necesita acudir a la racionalidad, sino a sus “experiencias contextuales”, para concluir lo mismo que el votante racional: el CNE (Psuv) lo sabrá todo (ver El “Síndrome de Estocolmo” en la Venezuela Siglo 21.).
Conclusión: la Máquina Integral de Votación es un polígrafo electoral siglo 21.
CONCLUSIONES
Las Cazahuellas privilegian al CNE (Psuv) con información muy valiosa en tiempo real, y ahora con la conexión a la pantalla de votación, estas maquinitas integrales se constituyen en la nueva fábrica de listas adhoc. Tascón quedará como un niño de pecho. La madre de todas las listas se llamarán la Lista Díaz (ver “El Legado de Don Vicente Díaz”).
Las cazahuellas no garantizan 1 persona – 1 voto, pero más grave aún, son la prueba fehaciente del verdadero talón de Aquiles del Régimen: la corrupción del Sistema Nacional de Cedulación, incluyendo, su componente digital.
Las Élites Electoreras han consentido el uso de las cazahuellas, y no han sido verticales en la exigencia de auditorías anuales (profesionales e independientes) del REP y del Sistema Nacional de Cedulación.
El problema de identificar a los votantes con mínima posibilidad de documento falsos, es tan simple como que se resuelve “saneando el Sistema Nacional de Cedulación”.
La Cédula de Identidad es el único documento necesario para ir a votar.
¿QUÉ HACER CARA A LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL?
1.-RETIRAR LAS CAZAHUELLAS DEL EVENTO ELECTORAL, y donarlas al sistema de cedulación nacional.
2.-MANTENER LOS CUADERNOS ELECTORALES DE PAPEL.
3.- REORIENTAR EL USO DE LAS MÁQUINAS DE VOTACIÓN. El CNE diseñó el crecimiento del número de Mesas Electorales, pasando de 8000 mesas electorales en el 98, a un poco más de 50.000 mesas en actualidad. Entoncesno se justifica que se usen estas máquinas en el momento de votar, y perfectamente se pueden programar para que funcionen al final del evento como generadoras del Acta de la Mesa, una vez que la gente cuente las papeletas en acto público, y proceda a rellenar el acta en la máquina. Esto permitiría imprimir tantas copias del acta como testigos certificados hay, y luego de verificarla, proceder a transmitirla a una página pública del CNE. Esta información pública permitiría que la ciudadanía y partidos pudieran ver cómo se van produciendo los resultados por mesas cerradas en tiempo real.
4.- REALIZAR AUDITORÍAS INTELIGENTES A (próximos 60 días):
  • Nuevos Cedulados del 2000 a la fecha
  • Nacionalizados del 2000 a la fecha (con derecho a voto en elección presidencial)
  • Cuadernos electorales de 300 centros tradicionales.
  • Cuadernos electorales de 500 centros creados del 2003 a la fecha.
5.- CREAR EL PROTOCOLO PARA OBSERVADORES ELECTORALES. Es hora que estos señores dejen de ser turistas electorales, y se conviertan en verdaderos defensores de los derechos humanos, en un momento tan trascendente como la elección de autoridades de una nación.
6.- COLOCAR URNAS ELECTORALES TRANSPARENTES para marcar el inicio de la nueva era de la transparencia electoral.


MENSAJE A GARCIA
Candidato haga memoria: su candidatura nació de unas Primarias sin cazahuellas. Deje de declarar inocentadas como la que se recogió en su triste frase: “…Los únicos que sabrán cada voto, serán el votante y Dios….” (El Nacional, cuerpo 1, pág 2, 26-05-2012). Candidato, recuerde que el ComaAndante Presidente, se siente hijo único de Bolívar y hermano de Jesucristo, y por eso, esta seudodeidad bolivariana quiere, como Dios, saber por quién vota cada quien.
ES HORA DE QUE SE ATREVA A RETAR AL CNE. Oblíguelos a hacer un Experimento Masivo y público con lascazahuellas. Tendrá muchos expertos del mundo de la computación, la estadística y la sicología social, que podrán ayudarlo en la tarea. Y ganando esa batalla, podrá decirle a todo el pueblo y con la frente en alto: el voto es secreto. Y ganando esta batalla, se habrá convertido en el “libertador” de los “misión dependientes” de a pie, que a juzgar por los números de PDVSA y FONDEN, son muchos más que los que usted ha contactado en el “casa por casa”.
Reflexión gráfica para los ciudadanos de a pie.
“Si, sin colocarte una pistola en la cabeza, te dicen bájate los pantalones y te los bajas, entonces ….”.
Comentario sobre la creatividad de los “caraduras” del CNE bolivariano.
Este CNE acudió a la huella dactilar, porque todavía no se han creado las condiciones para incorporar el ADN para chequeos de este tipo. Si existiera esa posibilidad, el bueno de Don Vicente Díaz sería la carita feliz de la propaganda de estos esbirros de la Dominación, cuyo lema sería: “en la revolución, un ADN un Voto”.
Citasde interés:
FRASES:
  • Globovisión 17/05/2012  -  “El Consejo Nacional Electoral presentó el Sistema de Autentificación Integrado (SAI) a los partidos políticos que están acreditados ante el CNE. El director general de Tecnologías de la Información, Carlos Quintero, anunció que la votación tendrá un promedio de 56 segundos y el tiempo de identificación de 86 segundos.”
  • 22 de mayo. Noticias24  -  “La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, afirmó este martes que el Sistema de Autenticación Integrado sigue siendo sometido a diferentes pruebas para que el 7 de octubre el votante tarde el menor tiempo posible.”

    Blog: http://gainzaedmat.blogspot.com/



LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado