ALBERTO ARTEAGA SÁNCHEZ / La confesión de Eladio



28/4/12

Con profundo dolor y sentimientos encontrados, oí las declaraciones del exmagistrado Eladio Aponte Aponte, vi sus expresiones y me hice parte de sus comentarios.

Me sentí desconcertado y sorprendido como puede estarlo quien es obligado a presenciar la confesión de un hombre que tuvo en sus manos el sacrosanto deber de administrar justicia y cuya credibilidad no era cuestionada oficialmente.

Aponte descubrió ante las cámaras el horror y la cara fea y repugnante de un poder judicial marginal, arrinconado, aterrorizado, manipulado y sometido a los mandatos de otros poderes; el declarante puso el dedo en la llaga de un sistema de justicia que no responde al sencillo y elemental propósito de dar a cada quien lo que le corresponde; le envió un mensaje a quienes se desempeñan como jueces y se doblegan ante las instrucciones de quienes tienen el poder y se empeñan en torcer la justicia.

Sería muy lamentable que la confesión de Aponte se desvíe por los caminos verdes de la diatriba política y traiga como consecuencia un nuevo enfrentamiento entre opositores y gobierno, señalando de nuevo al imperio para acusarlo como responsable, por la utilización de un exjuez de la república para atacar la institucionalidad.

La declaración de Aponte Aponte, independientemente de otras consideraciones, nos coloca ante un hombre que, habiendo sido escogido como victimario y como juez, ha terminado siendo víctima de su propia tragedia.

Su testimonio parece sincero, a la vez que ingenuo y patético. No se empeñó en medir sus palabras, ni en defenderse por el comportamiento asumido. No se lavó las manos como Pilatos, sino que admitió su culpa y su responsabilidad expresando su disposición a pagar por las gravísimas injusticias cometidas.

Sus revelaciones, por lo demás, son desconcertantes para la población y dejan sin aliento a quienes se encuentran expiando culpas que no son propias.

Lo expresado por el exmagistrado, que tuvo en sus manos la última decisión en casos trascendentes que tienen tras las rejas a no pocos venezolanos, cuya prisión fue decretada en instancias políticas, tiene que tener conmovida a toda la colectividad.

Los comisarios y policías del 11-A, José Sánchez “Mazuco” y la juez Afiuni, para citar tan solo tres víctimas en manos de la injusticia penal venezolana, no pueden asimilar la confesión de Aponte y sus familiares no podrán entender que el sistema los haya escogido como chivos expiatorios, padeciendo penas crueles e infamantes.

Las imágenes y revelaciones de quien estuviera en la cúspide del poder judicial penal deben convertirse en una advertencia dirigida a los jueces de la República, hoy amedrentados y aterrorizados por el mensaje y el rostro sufriente de la juez Afiuni.

Por lo demás, en este doloroso trance, deberíamos recordar a quien esté libre de pecado que lance la primera piedra contra Aponte, ya que hemos llegado a esta dramática situación por el abandono del sistema judicial y por no habernos atrevido a dar el paso fundamental de sentar las bases de un poder autónomo e independiente que se constituya en verdadero árbitro de los conflictos ciudadanos.


LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado