Silvia Schanely de Suárez / Vaclav Havel -



20/12/11


Ante la noticia de la muerte de Vaclav Havel, siento un deber escribir sobre la persona que tanto admiré en mis estudios sobre los cambios producidos en Europa del Este en 1989. El hombre que en un abrir y cerrar de ojos, estando preso por sus convicciones – un preso político del régimen socialista soviético, pasa a liderar una Revolución, denominada la  Revolución de Terciopelo -junto al héroe trágico de la Primavera de Praga Alexander Dubcek,  a la Presidencia de la entonces República checoslovaca.


Admiración por sus primeros discursos pronunciados cuando asume la presidencia que denotarían a un hombre profundo en sus convicciones, cristiano, inquebrantable en la defensa y promoción de la naturaleza y el espíritu del hombre. A su vez, un hombre que amaba a Europa y su autenticidad regional. Y, un hombre universal, quien creía poder aupar la universalización de los valores éticos del hombre a través de la Organización de Naciones Unidas.


Extraigo de su primer discurso como presidente checoslovaco ante el Congreso de los Estados Unidos en marzo de 1990 algunas de sus reflexiones: -la primera, habiendo conocido solo el mundo de confrontación  bipolar: la una defensora de la libertad, y la otra una especie de pesadilla –señala él, se hacía necesario crear sus propias banderas regionales de democracia e independencia, en una comunidad -tomando prestado de lo expresado por el Presidente Abraham Lincon, en una comunidad  de “familia de hombres”. -Lo segundo: se hacía necesario combatir los rastros dejados por el sistema totalitario comunista: un espectro de sufrimiento humano, de profundo declive económico y sobre todo de una humillación humana. –Lo tercero: la afirmación de que la Conciencia precede al Ser Humano y no lo contrario, tal como los comunistas quisieron clamar y por ello -según él, la salvación del mundo humano descansa en el corazón del hombre, en el poder del ser humano de poder reflexionar en el quehacer diario y su responsabilidad humana ante la historia. Terminaba señalando que “sin una revolución global en la esfera de la conciencia humana nada cambiaría para bien en la esfera de nuestra vivencia”, de un mundo que estaría encaminándose  de lo contrario a una catástrofe ecológica, social y demográfica.


En su discurso en Ginebra, en ocasión de los 50 años de la declaración de los Derechos Humanos en 1998, señalaba que no bastaba en seguir repitiendo mecánicamente los esfuerzos instituidos por el hombre para garantizar los derechos del mismo, sino el ir al fondo de su dimensión espiritual por medio del cual fueron instituidos y guardados sus valores por la Organización de Naciones Unidas. El mayor problema para él -ante un mundo multipolar que se levantaba en medio de centenares de intereses nacionalistas, residía no en el mal mismo, sino la tolerancia del mal, dando por ejemplo cuánto tiempo tardó Europa para detener la guerra en Bosnia-Hertzegovina. Aportaba una última idea en ese discurso señalando la necesidad de concienciar a los ciudadanos de ver a la Comunidad de Naciones Unidas no sólo como un simple Club de Gobiernos, pero como un Centro de encuentro sincero entre los Hombres.


Para mí su mayor aporte fue decirle al mundo: No a la mentira comunista y No a la tolerancia del mal de las Naciones.


¡PAZ A SU ESPÍRITU!





LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado