Alberto Lossada Sardi/ ¿Aquí los dejaron...?



14/10/11 

Se hace doloroso escribir tan insistentemente sobre el mismo tema, pero es ya evidente que nadie quiere aprender lecciones del pasado y sí insistir en fórmulas mil veces fracasadas, como si por mucho sumar dos más dos se pudiera, eventualmente, obtener cinco en vez de cuatro.

Y no hay que ir muy lejos… A los fracasos (terribles en términos de los tan de moda derechos humanos) de la U.R.S.S., Cuba, Corea del Norte, Europa Oriental, China maoísta y tantos más (si hurgamos en la historia encontraremos las revoluciones francesa y mexicana, por no extendernos más) sumamos la actual crisis que viven Grecia, Portugal y España bajo gobiernos -¡oh, sorpresa!- socialistas.

Basta ver las consecuencias del cáncer que carcome a Venezuela bajo el nombre de “socialismo” para execrar tal ideología en nuestras memorias. Pero no, dirigentes opositores que buscan reemplazar al quimiondante insisten en utilizar el término para definir su orientación política… ¡Ah, pero eso sí!, es “otro” socialismo. Y me pregunto, ¿y cuál será ese otro “socialismo”? La socialdemocracia hace mucho tiempo se deslindó del socialismo “puro”, al igual que los socialcristianos (que en otros lugares prefieren ser conocidos como demócrata-cristianos). Pero estos nuevos dirigentes, alejados de los partidos tradicionales, parecieran querer reinventar lo no reinventable. Ya alguna vez dijo alguien de apellido Einstein que “la locura es repetir el mismo acto una y otra vez esperando diferentes resultados” (me parece mejor como definición de “estupidez", pero ante Einstein prefiero callar). ¿La habrá leído alguno de ellos?

Es obvio, a estas alturas, que el país no puede depender del “hombre nuevo”, ni de la generosidad estatal, ni de “misiones” que, en realidad, no pasan de ser mendrugos matahambre para alérgicos al trabajo. El país requiere inversiones, grandes inversiones, creación de puestos de trabajo, nuevas industrias en todos los campos que, por lo menos, garanticen un mínimo de estabilidad en los precios, en lo laboral, en un verdadero desarrollo social. No se puede vivir en un rancho ocupado al borde de una quebrada y “exigir” al gobierno una nueva vivienda cuando la quebrada se lleve el rancho por delante. No se puede vivir contando con los 15 y 30 de las “misiones” sin haber hecho nada productivo a cambio. No se puede mejorar un país ocupando tierras productivas para dejarlas abandonadas, ni se puede expropiar una empresa igualmente productiva para entregársela a quienes no tienen la capacidad de hacerla funcionar.

Esas cosas son las que evoca la palabra “socialismo” –por lo menos en nuestro país. ¿Y pretendemos seguir con la eterna melodía del socialismo como panacea de todas las enfermedades del país…?

Tal vez, si algún día aprendiéramos a no buscar culpables exógenos de nuestros grandes fracasos, si asumiéramos que en vez de construir un país con gran esfuerzo, exigiendo derechos PERO cumpliendo los deberes correspondientes, si cayéramos en cuenta el daño casi irreversible que nos ha hecho la “viveza criolla”; si dejáramos de quejarnos de la colonización española y la viéramos como lo que fue, un hecho histórico ya superado; si dejáramos de creer en cuentos de avecillas embarazadas (“los indios vivían en paz hasta que llegaron los españoles y cometieron el más grande genocidio de la historia”, sin pararnos a pensar en los sacrificios humanos, la dependencia de los imperios azteca e inca de la esclavitud, o el grito de guerra de los caribes: “ana karina rote” –sólo el Caribe es hombre-; o en las partidas de caza humana para dichos sacrificios), veríamos que la culpa está en nosotros, en la comodidad con que hemos querido que “surja” el país –como si se tratara de un asunto de ósmosis o de inercia y no de un esfuerzo conjunto; en cómo hemos desaprovechado oportunidades que ya desearían muchos países en mejor situación que la nuestra.

Sí, ya sé que no es “políticamente correcto” lo que escribo, y, a decir verdad, poco o nada me importa. Simplemente alguien tiene que decir las cosas como son y no dorar píldoras inefectivas que tan solo alargan la malhadada esperanza del venezolano en tener una vida más justa, más llena de equidad, donde los servicios necesarios funcionen, donde cada cual pague los impuestos correspondientes para poder reclamar debidamente la mala administración y donde existan –necesariamente- sanciones morales anexas a las legales contra corruptos, delincuentes, la mala praxis política (tan o más delicada que la médica) y la ostentación de bienes malhabidos.

Pero, no, sigamos jugando con la paciencia del pueblo, ofreciendo lo que bien se sabe que no se puede cumplir, insistiendo en llamarse “socialistas” –de otro cuño, eso sí-, reiterando un grandilocuente populismo, una demagogia barata pero efectiva entre las masas a fin de obtener votos…

Y no se equivoquen…, en ese campo nada tienen que buscar frente al maestro indiscutible de la labia y el carisma. Con una simple sonrisa les desbaratará el discurso inexorablemente…

Decía Amín Gemayel, fallecido presidente libanés, que “el discurso árabe se alimenta de su propia retórica”. Esa herencia propia de 700 años de dominación árabe en España y cuyos genes cruzaron el Atlántico es el hándicap al que debemos sobreponernos. Es hora de poner de lado el triunfalismo barato que anula muchos de los esfuerzos que se hacen y comenzar a trabajar en un proyecto Patria que presente lo que realmente se propone lograr. Venezuela lo necesita. Venezuela lo merece.

Recuerden un viejo dicho criollo:

“Mejor es que digan que por aquí pasó y no que aquí lo dejaron…”



LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado