Alberto Franceschi / El Trópico del cáncer

Alberto Franceschi  / El Trópico del cáncer

29/8/11

Si leen bien el título, me refiero al cáncer que ha afectado por aquí en el trópico, porque el designado como el paralelo de latitud norte 23°26'16” tiene su etimología de denominación que les transcribo al final.

Por supuesto me refiero al cáncer del presidente, que él estima ya superado cuando sostiene, en las reiteradas oportunidades, de su exacerbada presencia mediática, que “fue” una enfermedad “que tuve”, o “he tenido” lo cual es distinto a “tengo”.

La convicción de todos, incluyéndole, es que esto último lo declara por necesidad política.

No voy a detenerme en la prédica realmente propia del realismo mágico garcia-marquiano, según la cual para muchos compatriotas y hasta para gente algo culta entre ellos, que concluyeron por fatalismos varios en que: Chávez no solo no está enfermo, sino que solo busca ganar votos, apareciéndose sanito, semanas adelante, luego de una cirugía de José Gregorio, o aduciendo que fue arropado por el manto de la virgen, aunque su preferencia sea por los Espíritus de la Sabana.

Por cierto que, vaya usted a saber a quién o quienes se refiere, si al Silbón, a la Sayona, a alguna de las muchas ánimas que pueblan los oscuros caminos, porque la competencia en esos lugares es fuerte, porque y aunque dicho sea de paso, la mayoría de esas potestades desaparecieron con la llegada de CADAFE, por los años sesenta, cuando no había apagones de semanas, y con esos adecos que acabaron con esa legión de dioses propios del irredentismo campesino y transfirieron sus oraciones al Instituto Agrario Nacional IAN proveedor de muchísimos favores tangibles.

He repetido la conseja de facultativos según la cual el cáncer es curable, si es tratado a tiempo. Lo que no tiene cura es la estupidez política que azota nuestros propios rangos. El Cáncer del presidente es un dato político objetivo, por supuesto independiente de lo que él quiera, en primer lugar de él mismo que clama que ojala no fuese así y pudiera derrotarle obviamente como aspira.

Si Chávez muere o si colapsa su salud, al punto que se haga inviable su permanencia en la presidencia: EL REGIMEN NO VA MÁS y solo les queda negociar su abandono de la escena central del poder.

En el caso venezolano el gobierno es consustancial con el régimen, si el gobierno de Chávez termina, teóricamente puede seguir el régimen, pero solo por el tiempo que la cadena de abusos de instituciones en pleno desorden, puedan contener la repulsa general y esto puede ser días u horas.

Creo firmemente que al terminar el gobierno Chávez, CAE EL REGIMEN, porque su persona y no otra, es la consustancial con el funcionamiento institucional.

Cuando se supo que emprendió vuelo “la vaca sagrada” que trasladaba a Pérez Jiménez, en la madrugada del 23 de Enero de 1958, hacia Dominicana, CAYO EL REGIMEN, porque el gobierno de MPJ era consustancial a la dictadura militar, que constituía la columna vertebral institucional de ese régimen.

Si algún avispado cree que puede sustituir a Chávez, estando éste impedido de ejercer la presidencia, que se olvide, eso es como sustituir a Gadafi, o a Mubarak. Por eso es pertinente el ejemplo cubano, aunque el marco institucional venezolano esté a distancia sideral del esquema TOTALITARIO de Cuba.

Quienes vayan a sustituir a Chávez deben saber que hay que arrancar de raíz su régimen político y lo inverso, que supone poder reconciliar ese régimen chavista con quienes amenazarían con su destrucción, es solo un sueño de imberbes o aprendices de la política, o lo que es peor de redomados cínicos… los mismos que aquí nos tienen de elección en elección, esperando siempre que Chávez les dé el chance de poder ganarle a su sistema electoral de control político de tinte fascista.

Yo no estoy planteando adjetivaciones gratuitas. Hablo en serio sobre la naturaleza política de cada Estado, Régimen y Gobierno.

Dentro de un Estado Totalitario comunista, con un Régimen Totalitario de PARTIDO UNICO, eventualmente, aunque la figura de Fidel pudo colocarse fuera del mando directo, es un hecho notorio que bajo forma dinástica, el mando de su hermano Raúl es viable, aunque precariamente, por cuanto aun siendo casi consustancial a los Castro, la naturaleza totalitaria así lo determina y posibilita.

De la misma manera fueron viables las decenas de cambios de gobierno en los sistemas totalitarios comunistas de URSS y Europa del Este y Asia.

Perdóneseme volver sobre lo obvio: una cosa es el Estado, otra los distintos tipos de Régimen que puede contener, y lo mas especifico aún, el Gobierno, de los que pueden haber una sucesión dentro de un mismo régimen.

Hay Por ejemplo Estados que al propio tiempo solo pueden existir como un régimen y gobierno, confundidos en una sola entidad, por ejemplo como el de Gadafi que al ser destruido deja a la nación Libia, en fase casi cero, de construcción de TODA su arquitectura institucional.

El Estado comunista cubano, igual de totalitario que su régimen, puede resistir la prueba del cambio de gobierno, incluso hasta luego desaparecidos Fidel y Raúl, así como el Estado integrista Iraní, o el Chino.

La drástica diferencia con Venezuela, es que NUESTRO Estado, es en definitiva incompatible con el régimen y gobierno chavista, que si son uno solo, pero impuestos desde la persona Chávez, como ajeno a las tradiciones usos y costumbres de la sociedad democrática.

Chávez nunca pudo destruir el Estado capitalista venezolano, solo ha buscado pervertirlo hasta los tuétanos, para hacerlo armónico con su régimen.

Me complace decirle que no lo ha logrado, ni lo logrará precisamente porque su revolución solo constituye un soberano montaje ridículo de parlanchines y no un fundamento estructural, que permanezca en el tiempo más allá de su preeminencia como presidente.

Este régimen NO es ni heredable ni traspasable. Y si lo fuera, es mientras se note que el Chávez conserve sus facultades con “competencia”, vale decir para hacer aplaudir las focas y generar alguna esperanza en sus huestes.

Estos no son preciosismos teóricos, son duras realidades y/o eventualidades, que condenan a quien ande “inventando meterse a brujo sin conocer la yerba”.

Venezuela bajo Pérez Jiménez, tenía un régimen dictatorial oprobioso, igual por ejemplo que el de Pinochet, pero el Estado Venezolano, así como el chileno, NO ERAN ESTADOS TOTALITARIOS.

El régimen de Irán, otro ejemplo si es totalitario, aunque haya elecciones parlamentarias y designen presidentes responsables ante ese parlamento ante quienes supuestamente son responsables y exista aunque precariamente oposiciones políticas.

El verdadero poder sin embargo es delegado por el Imán y la razón última es que ese es un estado diseñado para que la Jerarquía Chiita de los Ayatolas, mantengan un régimen TEOCRATICO, es decir basado en el integrismo religioso, como era también el régimen del Talibán de Afganistán.

Siendo el Estado venezolano un Estado Capitalista, donde sobrevive aún un tejido social consustanciado con las prácticas democráticas, es fácil determinar que nuestro desarrollo político, no tendrá mucho que ver con lo característico de los Estados comunistas, con sustantivo control totalitario sobre lo económico, político, social e institucional, por parte de la casta gobernante. Eso hubiera querido Chávez pero NO PUDO imponérnoslo.. hasta ahora.

Pero tampoco padecemos, por otro orden de circunstancias, y se ha evitado un régimen de tipo fascista, como el de Juan Vicente Gómez, Pinochet, las Juntas Militares argentinas, o las más cercanas experiencias de Somoza, Duvalier, Trujillo y hasta cierto punto menos pavorosos: las del propio régimen Pérez Jiménez, del General Noriega, Gen. Garrastazu Medici, Gen. Castello Branco, etc.

Somos una sociedad que padece todo el estatismo que aceptamos resignados o auspiciamos incluso antes de Chávez, y todo el estilo fascista que nos han pedido aguantar nuestras tradiciones de tolerancias extremas y nuestros dirigentes, que entre derrota y derrota nos presentan como única la ruta electoral pacifica, como esperanza para salir de la tronera en que nos metieron los viejos y nuevos políticos y las elites empresariales.

Lo del título EL CANCER DEL TROPICO tiene que ver con que nuestra suerte, querámoslo no, ya fue INEXTRICABLEMENTE UNIDA, para decirlo con palabras que resultan rebuscadas, por cuanto en la ABSTRUSA comprensión del comandante, le ha parecido conveniente que nosotros paguemos el 15 y el ultimo de mes, a más de 2 millones de burócratas cubanos del Partido Comunista y que arrastremos el pesado fardo de una economía fallida, en todo y por todo, que ya era un cáncer para la URSS y ahora se nos transformó a nosotros en una pesadilla, por cuanto todo lo que falta aquí es pensable atribuirlo a que se envió a Cuba, para sostener el régimen pestilente de Papi-Papi Castro.

Nosotros como sociedad muy frívola en sus juicios, por padecer de la curiosa satisfacción propia de la pedantería del ignorante y cuya mejor expresión es al que eligieron presidente, en su primera oportunidad, incluso por revanchistas de altos círculos sociales, hablo de editores, magnates, mediáticos banqueros, etc ; no le para mucho a frases o discursos de gente que moldea nuestro destino y que son verdaderos, programas guía para una etapa histórica.

Yo le creí y le creo a Fidel Castro cuando hace unos años proclamó, que la suerte de la revolución cubana estaba ligada, comprometida, dependía, de la revolución bolivariana. Y efectivamente la suerte de Chávez y su régimen deciden por antonomasia la suerte de la Cuba Castrista de economía y sociedad ahora chula de Venezuela, como lo fue de la URSS durante 30 años.

El trópico del cáncer une a los dos países caribeños, en una suerte común, como pocos y donde sus regímenes solo pueden retroalimentar sus cada vez mayores calamidades, solo mensurables en comparación con la codicias de sus castas gobernantes y en esa sed enfermiza de poder omnímodo, que exhiben sus líderes para desgracia de ambas naciones.



(*) Se le denomina «de Cáncer» porque en la antigüedad, cuando se producía el solsticio de verano en el hemisferio norte, el Sol estaba en la constelación de Cáncer. En la actualidad está en la constelación de Géminis, muy cerca del borde que la separa de Tauro. La palabra tropos proviene del Griego y significa devolver, señalando así que en los solsticios, el sol aparenta devolverse.

LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado