Agustín Blanco Muñoz / Yo seguiré destruyendo a Venezuela

Agustín Blanco Muñoz / Yo seguiré destruyendo a Venezuela


27/08/2011

El presente régimen, encarnado en una tal revolución bolivariana y socialista, pretende ahora exhibirse como la máxima expresión de lo que a lo largo de 200 años se conoce como independencia.
Pero es a la vez una política destinada a pisotear todo proyecto independentista. Y esto tiene que ver con la capacidad de destrucción de que ha hecho gala este régimen y, en particular, su máximo conductor, el golpista-presidente (GP).

Herma Marksman, su compañera de vida y conspiración en la década de los 80 y comienzos de los 90, señala lo que muchas veces le confesó el personaje: me deprimo porque yo todo lo que toco lo destruyo. (ABM, Chávez me utilizó, 2004, p. 114)

Y esta ha sido su mayor obra: la destrucción de las instituciones para acabar con toda pretensión de país-nación y democracia e imponer un supuesto modelo internacional y socialista.

Sin embargo, el régimen se empeña en vender la idea de que ahora si la independencia logró su verdadero cauce. Su auténtica grandeza. Desde Bolívar a esta parte nadie había podido lograrlo.

El bolivarianismo de López Contreras o la llamada Revolución de Octubre de 1945 aludieron a la segunda y definitiva independencia. Pero aquello no pasó del discurso.

En esta oportunidad si va la vencida. Al fin la independencia-libertad-país-nación-pueblo.

Por ello, el nuevo Libertador marca la diferencia con el viejo ideal de independencia: “Nosotros representamos, que nadie lo dude, la Voluntad Patria de Poder. El Poder Ser. El Poder Existir como país, como Nación. Como Patria, como Venezuela pues…” Es lo que nunca antes había existido. Llegó, al fin, la hora de los verdaderos patriotas.

Y frente a estos patriotas está el antipatriotismo de la supuesta polarización: “los voceros opositores representan precisamente lo contrario, y vaya que lo demuestran sin duda: es la voluntad imperial de poder, la voluntad sin patria, el no-país, la no-Venezuela. La nada, pues…” (Correo del Orinoco, Notas de Retaguardia, 20-08-11, p. 1)

El GP deja correr la confusión de manera interesada. Las oposiciones no asumen la confrontación radical para hacer frente a quienes destruyen hoy a Venezuela. Lo de ellos es el aparato electoral para tratar de conseguir más fracciones de poder a la par que avalar el fraude-trampa del régimen.

El GP, a conciencia de que aquí el juego por el poder lo adelantan las dos minorías, se siente obligado a ignorar la otra Venezuela: la constituida por la inmensa mayoría.

Y es precisamente esta tercera posición la que más preocupa y mortifica al GP. Porque sabe que allí están ubicados los no dispuestos a conciliar ni a negociar a cambio de otros espacios de la supuesta administración democrática.

Hemos mantenido que aquí sigue la independencia sin independencia y que en este momento es muy poderosa la posición de y para la destrucción.

Aquí ha desaparecido la legalidad de las instituciones. Y sólo procede la concentración de todos los poderes en manos de un Jefe que merece todo el respeto, la veneración, el culto. Él es nuestro nuevo Padre Libertador.

Por ello aquí todo tiene su sello, su tono y guión. Hasta hace poco se dijo que se construía la patria socialista o la muerte. Y ante la alerta de su enfermedad, el GP y Libertador cambió la consigna y ahora junta su independencia a su socialismo y clama por la vida para vencer.

Y vencer significa imponer el llamado socialismo cuyo fracaso nadie hoy niega. A la hora de la caída del régimen Gadafi está más claro aún el destino de estas prácticas. Su derrocamiento está ligado al imperio norte, la comunidad europea (Francia, Alemania, Italia), la OTAN, ONU con el apoyo de las potencias ex socialistas Rusia y China.

Entonces, en este contexto ¿cuál independencia-socialismo-revolución definitiva? ¿La que se financia en términos populistas a punta de petróleo con el agregado del patrón oro?

¿Pero de qué país puede hablarse desde una realidad que ha sido institucionalmente destruida para dar paso a la Confederación de Venecuba?

Por eso Venezuela no existe hoy en nación. Pasamos a ex Venezuela, ex República de Venezuela. A un ex país.

Este señalamiento, por no hablar de denuncia, l0 hacemos desde la perspectiva de la gran mayoría de los venezolanos, que no forma parte de las dos minorías que juegan al negocito electoral, con miras a continuar la falsedad de una democracia que ni ha sido ni es.

Comprensible en este contexto que las oposiciones se lancen hoy a la farsa de unas elecciones primarias para imponerle a la gente “democráticamente” el candidato partidista previamente escogido en las conocidas Jornadas Panameñas.

Esta es la pieza clave escogida en el evento de y para la relegitimación del Libertador de la definitiva independencia-socialista-revolución que nos convirtió en venecubanos y ex venezolanos.

Estamos a la espera de las nuevas cédulas de identidad firmadas por Fidel Castro.
¡Que historia Amigos!



LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado