Genaro Mosquera / Limitaciones electorales para el nuevo proceso del 2012


Genaro Mosquera / Limitaciones electorales para el nuevo proceso del 2012 


2/06/2011

1.- REGISTRO ELECTORAL

En el año 2006 escribíamos: “el sistema electoral venezolano tiene una serie de debilidades que determinaron en la generalidad de los votantes un escenario de incertidumbre y falta de confianza en el mismo”. Al efecto, las organizaciones democráticas venezolanas integradas por instituciones de carácter académico como lo son las universidades nacionales, las organizaciones no gubernamentales, algunos partidos políticos e individualidades de mucho prestigio, pusieron de manifiesto su desconfianza en los procedimientos electorales desde el mismo momento que se llevó a cabo el Referéndum para intentar revocar al presidente de la República y cuestionaron el resultado electoral y especialmente los mecanismo electrónicos que fueron utilizados por el Consejo Nacional Electoral (CNE).
Los cuestionamientos surgidos determinaron posteriormente que para la elección de diputados a la Asamblea Nacional (AN) las organizaciones políticas retiraran a sus candidatos ante la desconfianza generalizada en el sistema demostrada ante organismos internacionales. La resultante fue que el gobierno continúo con la elección de manera unilateral y con el 17% de la población que asistió a la elección eligieron una Asamblea totalmente integrada por Diputados militantes del Partido de Gobierno. Ya sabemos las consecuencias que ello trajo y la manera inescrupulosa como se ha “administrado” al país.-

Esta situación electoral determinó que se cuestionaron los resultados ante la presunción de fraude y que por lo demás, nunca se han conocido los resultados oficiales de la mencionada elección. La crítica y la presión popular hicieron que se designara a un nuevo Consejo Electoral. La Asamblea Nacional elegida de la manera antes descrita, responsable por esta designación, obviamente eligió nuevamente una directiva afecta al oficialismo. En otras palabras, los rectores electorales son militantes de los partidos de gobierno. Esta circunstancia rechazada por la mayoría de los venezolanos es una condición muy criticada y efectivamente continua generando potencial desconfianza en el sistema electoral el cual permanece activo a esta fecha.-

Se ha puesto de manifiesto a través de multitud de estudios profesionales, que el Registro Electoral del año 2006, base del padrón electoral para las elecciones presidenciales de diciembre de ese año, no fue confiable, entre otras variables por la circunstancia que el mismo presentaba para marzo de ese año, casi tres millones de nuevos registros, lo cual significó un crecimiento con relación al año 2003 del 24,4%.

Análisis de registros anteriores, permitió concluir que el RE crece a tasas muy pequeñas, que incluso son análogas al crecimiento de la población. Una primera evidencia de irregularidades detectadas fue su crecimiento desmedido, soportado por la denominada “misión identidad” controlado por intervencionistas cubanos, a través del cual han ingresado cientos de miles de extranjeros a los registros electorales, a quienes se les otorgó la nacionalidad venezolana sin mayores requisitos. Sin discriminación, se cedularon cientos de miles de supuestos venezolanos, a los cuales se les ha dotó de dos cédulas con números diferentes y se les ubicó en diferentes centros de votación, preferentemente en los estados fronterizos.

Vale la pena destacar, que el crecimiento de la población electoral estudiada en aquella oportunidad fue tan irregular que al comparar su distribución por entidad federal contra las cifras demográficas oficiales hasta el año 2006, la cantidad de electores rebasó de manera significativa la población estimada. Vale destacar que con la incorporación masiva de electores cuyas edades promedio rebasaron en su mayoría los 27 años de edad cambiaron completamente la estructura poblacional, dándose el caso según estas cifras que hay mas población adulta que menores de edad, Todos estos elementos, probados estadísticamente con toda la rigurosidad profesional, hicieron concluir que las estimaciones de población y el registro electoral no fueron nuevamente para ese año datos confiables.

2.- REGISTRO ELECTORAL Y DEMOGRAFIA

Tomando como referencia un estudio elaborado por Adolfo G. Fabregat, denominado “ Red Flags en Venezuela’s Electoral Roll,” se reelaboró dicho estudio por parte de especialistas venezolanos para contribuir a la fácil comprensión de manera general sobre la estructurar poblacional que tiene con ver con el proceso electoral venezolano

El total de votantes en Venezuela, según el Registro Electoral Permanente (REP) para el año 2006 fue de 14.849.127 electores, el cual representó un incremento del 23% sobre los electores registrados tres años antes, es decir, en el año 2003. Este significativo incremento es 10 veces más grande que el incremento registrado oficialmente en el periodo 2000-2003 el cual fue del 1,9%. El 23% antes mencionado, representa aproximadamente 2,2 millones de nuevos votantes Es de hacer notar que los cambios de mayor relevancia se ubicaron en los Estados: Amazonas, Anzoátegui, Apure, Barinas, Bolívar, Cojedes, Delta Amacuro, Yaracuy, Vargas y Zulia. .

En otro orden de ideas, es interesante examinar los datos correspondientes a la distribución de la población venezolana, tomando en cuenta el crecimiento demográfico y su distribución por grupos de edades, separando convenientemente a las personas con más de 18 años a pesar que las estadísticas oficiales informan un tramo de edad de menos de 19 años, pero que permiten metodológicamente un buen grado de aproximación separar estadísticamente a los que tienen derecho a votar.

En primer lugar, veamos el desarrollo de la población durante el periodo 1951 a 1990, allí vemos que los jóvenes que tenían hasta los 19 años de edad oscilaban entre un 48% y un 56% Los adultos es decir, de 19 y más años, potencialmente votantes, representaban entre un 39% y 46%: y los mayores de 60 años cercanos al 6% Lo votantes para el año 2003 según el REP eran un total de 11.936.362. Las estimaciones de la población según el INE para el año 2005 reflejaban un total de. 26.577.423 habitantes. No se requiere ser experto para concluir que la Venezuela de aquel entonces no pudo haber envejecido a esa velocidad cuando la esperanza de vida está un poco más arriba de los 70 años y, los más impactante es que los votantes potenciales superan los niños por casi millón y medio de personas y que para el registro electoral permanente de las elecciones del año 2003 al 2006 se incorporaron al Registro Electoral nada más ni nada menos que dos millones doscientos mil votantes.

3.-SITUACION AL 2010.

La población venezolana clasificada por grupos de edad, va variando en el tiempo. En líneas generales puede aceptarse que, en la medida que pase el tiempo y la población envejezca, el porcentaje de personas con 18 años y más, tenderá a aumentar con tasas de crecimiento cercanas al 3%. Establecen las leyes vigentes que para aparecer en el REP, es necesario que cada persona se inscriba. En cualquier país del mundo, hay un conjunto de personas que por múltiples razones no se inscriben en el Registro Electoral, y adicionalmente, existen personas que deciden no inscribirse, hacerlo y abstenerse dependiendo del proceso electoral. Por estas razones, no hay país en el mundo, en el cual estén inscritos en el registro electoral más del 70% de sus pobladores.

Un dato importante para las elecciones del 26 de septiembre del 2010 es que al hacer este análisis por municipios, estados y a escala nacional, encontramos que en el 46% de los Municipios se inscribió el 100% de sus habitantes, el 31% de los municipios estuvieron inscritos el 90% de la población. Al examinara estas variables encontramos que el 93% de la población mayor o igual a 18 años está inscrita en el registro electoral, y a nivel de Estados encontramos que en todos los estados están inscritos más del 80% de la población votante, algo fuera de los parámetros estadísticos conocidos países democráticos donde se realizan elecciones.

La dinámica de la distribución de la población, a través del tiempo, es característica de cada entidad y va cambiando. Este hecho determina que la proyección de la población, de cualquier país y sus componentes espaciales, requiera un modelo adecuado; este hecho, exige la utilización de un modelo para lograr una proyección objetiva, para ello es necesario usar algunos modelos demográficos los cuales entran inmediatamente en contradicción con las estimaciones oficiales. Nuestra población ha venido evolucionando a razón de una tasa de crecimiento promedio de 3,03 % anual. Las cifras ponen de relieve que la población venezolana ha venido creciendo cada vez menos, a lo largo de los años, y las tasas de crecimiento futuras, no podrán aumentar, a menos que se introduzcan en el país nuevos habitantes con características diferentes a las que siempre ha tenido nuestra población.,

De acuerdo con el CNE, en Diciembre de 2007, en el país había 16.266.876 personas inscritas en el REP; los resultados del estudio concluyen que el número de personas con 18 años y más de edad, para el 31/12/2008, fue de 16.885.853 votantes (el 63,3% de la población venezolana). Esto significa que el REP contiene el 96,33% de la población que, de acuerdo con la Ley, puede inscribirse. Al aplicar el porcentaje de 70% a la población estimada correspondiente a gente que se inscribe voluntariamente en el registro electoral, el número de inscritos no debería ser mayor a 11.820.100; es decir, que el exceso de inscritos alcanzaría a 5.067.634 personas.

4.-LA ELECCION DE PARLAMENTARIOS

Cuando se aprobó la Ley Orgánica de Procesos Electorales, en julio de 2009, se denunció la supresión del sistema de representación proporcional lo cual provocaría que el bloque político que acumulara poco más de la mitad de los votos, controlara casi la totalidad de la Asamblea Nacional y queda claro que esa premisa se cumpliría con los votos del oficialismo, incluso, si son minoría y como si fuera poco, una partido oficial en franca tendencia a ser minoría, con un población que los adversa seguramente perdería numéricamente las elecciones parlamentarias, pero que pudiera quedarse con la mayoría de los escaños del Poder Legislativo, lo cual ciertamente ocurrió.

Esta se explica debido al diseño interesado hecho por el organismo electoral de común acuerdo con el gobierno e instrumentado mediante la reconstrucción de los circuitos electorales. Los “técnicos” del Consejo Nacional Electoral elaboraron, entre diciembre y enero de 2009, el mapa de circunscripciones según dos nuevas condiciones: crear más circuitos nominales y que estos no estuviesen amarrados a los municipios como unidad territorial. Los funcionarios electorales modificaron las fronteras en ocho estados (incluidos los cinco con más electores) y siguieron un criterio claro: potenciar el voto oficialista.

Dijo el periodista del Diario El Nacional, Javier Pereira, “Las zonas urbanas fueron las más afectadas por los cambios en los circuitos que minimizaron el impacto del voto opositor con la fragmentación de los viejos circuitos. Eso, sumado a la regla de decisión mayoritaria consagrada en la nueva ley, provoca ese riesgo: la oposición puede ser mayoría electoral, pero minoría parlamentaria. Lo importante no es sólo acumular más votos, sino dónde están esos votos”.

Con la reforma de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, la asignación de escaños por lista quedó reducida a su mínima expresión. El voto por tarjetas de partido dejó de ser el factor determinante en la asignación de los escaños (como indicaba la vieja ley, antes de que el Tribunal Supremo de Justicia legalizara “las morochas”) Finalmente frente a la premisa que el CNE nunca depuró el Registro electoral y obviamente que dicho Registro no era, ni es actualmente confiable para las elecciones. Fue muy relevante que las estimaciones hacían prever que existen entre 3 y cinco millones de votantes que hacen presumir su inexistencia razón por la cual para poder ganar era necesario ejercer el control de todos los centros de votación, neutralizar la ventaja legal en la construcción de los circuitos para evitar el riesgo de que sacando el mayor número de votos se obtuviesen menos diputados. Estas advertencias resultaron inútiles, y finalmente ocurrió lo que se advierto en aquella ocasión, se ganaron las elecciones parlamentarias al oficialismo, pero se proclamó menor número de diputados para la oposición, y, todo el mundo partidista contento.-

5.-SUFRAGIO EFECTIVO

No vamos a repetir las numerosas objeciones al sistema electoral, aunque tampoco podamos darlas por concluidas a pesar del férreo cerco informativo impuesto para informar a la opinión pública sobre esta materia. La Constitución de 1999 establece en el sexto artículo de sus Principios Fundamentales, que el gobierno de la república y de las entidades que la componen “es y será siempre (…) alternativo”, de manera que ninguna votación circunstancial puede derogar ni ha derogado el principio de la alterabilidad. Debe plantearse a la conciencia nacional que una supuesta elección presidencial de su actual y ya sempiterno presidente, violenta el principio del gobierno alternativo, estableciendo en su lugar el continuismo, lo cual no solamente es flagrantemente inconstitucional, sino que ignora una conquista de la civilización occidental, un principio general de Derecho universalmente aceptado.

Después de muchos trabajos de investigación, análisis, y estudios realizados por expertos de la Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar, Universidad Metropolitana y la Universidad de Princeton en USA se demuestra, sin lugar a dudas que Hugo Chávez se mantiene al frente del país, no por la voluntad popular sino por los fraudes cometidos. Como resultado de estos estudios, no solo se demuestra que existen aproximadamente cinco millones (5.000.000) de electores virtuales, que se mantienen en el Registro Electoral, sino que también se evidencia que las maquinas de votación son manipulables y en ningún caso producen resultados confiables. Se observa como en el referendo del 2 de diciembre de 2007 las maquinas fallaron y la fecha que aparecía en las papeleta, que son los llamados votos físicos, era 30 de Noviembre y no 2 de diciembre, además se planteó con un exhaustivo análisis del porque el resultado no era irreversible como en su momento lo asevero la Presidente del Consejo Nacional Electoral Tibisay Lucena, que declaró “.ya que al sumar el millón ochocientos mil votos que faltaban por escrutar se tendrían más votos que electores”.

En el proceso electoral de 3 diciembre de 2006, se utilizaron maquinas adquiridas después de terminada la fase de auditoría, lo que colocaba en entredicho los resultados de esa elección presidencial. Hecho que fue denunciado ante el organismo electoral internacional CAPEL.

En noviembre del 2008, se le reconoció la victoria a varios gobernadores de lo oposición, a los cuales luego se les arrebataron sus competencias; con el agravante de que apenas meses después, en 15 de febrero de 2009, se llevo a cabo un referéndum donde se aprobó la reelección indefinida utilizando papeletas que no tenían fecha, para evitar lo sucedido en el referéndum del 2007. En mayo de 2011, en reportaje nuevamente del periodista J Pereira, se revela después de un análisis concienzudo que el CNE dejo de contar 4.542 mesas para los resultados del 2D y que pasados seis meses desde aquel famoso domingo de elecciones las autoridades electorales “decidieron desechar esas actas” y meter bajo la alfombra la decisión de 1.810.186 votantes y los partidos pasaron la pagina ante la presunción que se cometía un error “involuntario”, ante la jactancia que tienen el mejor sistema electoral automatizado.

6.-NUEVO SISTEMA AUTOMATIZADO

El pasado 12 de mayo de este año, 2011, Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la aprobación de un proyecto de “ampliación y mejoras del Sistema Automatizado de Votación”. Dicho proyecto contempla incluir en cada una de las mesas electorales un dispositivo de autenticación biométrica (capta huella digital), para garantizar que las máquinas de votación no puedan ser activadas hasta tanto este sistema haya identificado al elector ubicado justo al frente de las máquinas de votación.

Ante tal situación, Esdata y otros miembros de la Sociedad Civil han manifestado, que no oculta la posibilidad de que se pueda establecer un vínculo inequívoco entre el voto y el votante, obliga al elector común a someterse a mecanismos que no está capacitado para entender, y por ende no puede determinar por sí mismo, y en base a sus propios conocimientos, si su voto es o no secreto. Por lo cual coarta la libertad del voto. Aceptar que se implemente este sistema afirma Esdata, implica aceptar que se viole:
La Declaración Universal de los Derechos Humanos que establece (Art. 21) que “la voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público”, y que “esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto”.
El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que establece (Art. 25) que todos los ciudadanos gozarán del derecho a “votar y ser elegidos en elecciones periódicas, auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores”.

El Pacto de San José de Costa Rica que establece (Art. 23) que todos los ciudadanos deben gozar del derecho de “votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores,”
La Constitución de 1999 que establece (Art. 64) que “el sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres”.
La Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política que establece (Art. 159) que “el voto es secreto y el elector debe ser protegido de toda coacción o soborno”.




7.-El DEVENIR INMEDIATO

Las estructuras políticas del país, ante la selección vía elecciones primarias de un candidato de “unidad”, han solicitado el concurso del CNE para contabilizar electrónicamente la elección del candidato presidencial de “unidad” y los candidatos a gobernadores y alcaldes, (como decimos en criollo, “zamuro cuidando carne”), Por otra parte, se ha seleccionado a un grupo de técnicos a los cuales la ciudadanía nunca ha escogido ni le ha endosado sus derechos avalen el uso de este sistema, y/o que difundan que este sistema no viola el secreto del voto carece de todo valor.

El derecho de tener elecciones auténticas, libres, transparentes y justas, le pertenece es a cada ciudadano, por lo tanto son ellos, los ciudadanos, quienes deben entender y verificar por sí mismos, aún sin poseer conocimientos técnicos especializados, todos los mecanismos que garantizan el secreto de su voto.

Todos sabemos que la equidad es un requisito fundamental para que se acuda a un proceso electoral, lo cual se pone en duda nuevamente debido a que un organismo parcializado está controlando mecánicamente estas elecciones, y obviamente, las elecciones de diciembre del próximo año cuyo sistema esta soportado por una enorme cantidad de irregularidades. Simplemente decirlo de esta manera nos gana animadversión, y de una vez se nos descalifica con el mote de abstencionistas o que lo estamos provocando, que estamos rompiendo la unidad, que somos profetas del desastre; decir verdades duele, pero fundamentalmente no comprendemos esta actitud lo cual deja mucho que pensar, a menos que no sea que estemos adversando no a un sistema electoral corrompido, sino a los colaboracionistas con el “status quo”.

Ir a un proceso electoral el próximo año, implica que no solo se conozcan las normas electorales, sino que se nos entregue el archivo de venezolanos cedulados y del padrón electoral y se preceda a una auditoria integral del RE. Que se haga un sorteo adecuado y transparente de los miembros de las mesas y juntas electorales, que se defina la estructura de los circuitos electorales y se revisen los sistemas automáticos de identidad mediante criterios técnicos adecuados, los cuales por cierto a escala internacional están cuestionados, estudiar el tema del plan Republica ante la presencia de mercenarios con uniforme, y que se permita la presencia de organismos internacionales para poder garantizar cierto nivel de pulcritud en el proceso. A esto nos enfrentamos los venezolanos, ir a un proceso adecuado y claro, garantía de la voluntad popular. Si, no, vaya usted a saber cómo se pierde nuevamente la oportunidad de rescatar la democracia plena y permitir que se mantenga en el país gente sin escrúpulos y públicamente marcados con el sello de la corrupción montados sobre la base de un sistema político rechazado por la mayoría de la población y que ha fracasado en el mundo entero Es evidente que en nuestro país, Venezuela, la salida electoral es precaria y contraria a los intereses legítimos nacionales y como consecuencia, es un deber ciudadano fijar una posición pública para contribuir a restablecer el orden jurídico y hacer todo cuanto sea necesario para recuperar la vigencia de la Constitución Nacional y contribuir a restaurar la democracia.


Dr. Genaro Mosquera, Profesor Titular, UCV

Doctor en Ciencias, Doctor en Ciencias Estadísticas, Postgrado Administración Gubernamental. Lic., en Ciencias Estadísticas-

Doctor Honoris Causa, Instituto Superior Ciencias Técnicas y Nucleares.-.-

Miembro del Comité Académico de la Comisión de Estudios de Postgrado,

Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad Central de Venezuela

Profesor de doctorado en diferentes especialidades

Click aqui

LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado