En estos días se cumplen ocho años del 11 de abril de 2002. Centenares de miles de personas se lanzaron a la calle en solidaridad con los atropellados compatriotas que desde PDVSA se constituían en formidable obstáculo para que el régimen liquidara la autonomía financiera y operativa de la empresa, convirtiéndola, como ha sucedido, en instrumento al servicio del delirio revolucionario que destruye cuanto toca.
Lo que vemos hoy fue previsto entonces. De allí la sostenida resistencia que ese día se convirtió en firme decisión de marchar sobre el palacio presidencial a exigir la renuncia del señor Chávez, “la cual aceptó”, a solicitud del Alto Mando Militar. La petición fue precedida de una masacre que dejó un saldo de diecinueve muertos y más de cien heridos de bala.
La historia de aquellos días ha sido analizada hasta la saciedad. No fue posible una comisión de la verdad que estableciera las verdaderas responsabilidades. El disimulo, la mentira oficial, una masiva propaganda y la tendencia subversiva del régimen han pretendido distorsionar los hechos para generar incertidumbre sobre las cosas fundamentales. Cada sector tiene “su verdad”, por lo que en definitiva no hay una verdad. Lo cierto es que el presidente se entregó, renunció –según testigos encabezados por el general en jefe Lucas Rincón Romero- después de haber activado el Plan Ávila ordenando la represión y de ser informado sobre la masacre. Tan renunció que el vicepresidente de entonces, Diosdado Cabello, se juramentó como presidente ante el titular de la Asamblea Nacional, le entregó el cargo a Chávez una vez restituido y éste, recibió el cargo de sus manos. El vacío de poder había sido subsanado. La confusión de roles fue espantosa. Pero el régimen necesitaba crear su historia, fabricar culpables, algunos prácticamente condenados a cadena perpetua. Algún día se conocerá la verdad. No hay secretos eternos.
La insensata ruta revolucionaria que se adelanta, impide a los gobernantes cumplir con los deberes que la Constitución les señala. La República es destruida, a la gente la matan y la roban impunemente y los servicios básicos están en el suelo. El rechazo popular crece, pero no rectifican. Amenazan y reprimen. Gastan cinco mil millones de dólares más en armas rusas y agravan los problemas con Colombia con el tema de los supuestos espías, ahora también responsables de la crisis eléctrica, saboteadores, pues. Ocho de ellos son compañeros de prisión en este momento. Los peores epítetos contra Uribe y el canciller vecino. Por eso la pregunta ¿para qué y contra quién son esas armas y las adquiridas con anterioridad? Los grandes conflictos de la humanidad, también muchos de los pequeños, han sido producto de locuras derivadas del exceso de poder político y económico que enferma a gobernantes que confunden sus intereses con el interés de la nación, es decir, de la gente. Cuidado, atención a lo que puede provocarse “para tener razón”.


Click aqui 

LO MAS VISTO EN ESTA SEMANA

Etiquetas

@_kiwii7 11A ADOLFO P. SALGUEIRO Agustin Blanco Muñoz Agustín Laje Alberto Franceschi Alberto Lossada Sardi Alejandro Guerra Alejandro Peña Esclusa Alejandro Sosa Alfredo Coronil-Hartmann Alfredo García Deffendini Alfredo Weill ALICIA FREILICH Ana Diaz Ana Maria Da Costa Andres Reynaldo Anibal Romero Antonio Nicolás Briceño Braun Archivos e informes Argentina Arianna Arteaga Quintero Armando Duran Arteaga Sanchez Caracas CSI Carlos Alberto Montaner Carolina Arnone cne Colaboracionismo Comunicados y Notas de Prensa comunismo Cosme Beccar Varela Cristal Montañez cuba Daniel Comisso Urdaneta Daniel Pérez David Guenni DD HH Delfin Gomez Parra Diego Augusto Loyo Rosales documentos dtv oficial Eddie Ramirez Edgardo Ricciuti Eduardo Mackenzie educación eleecciones Elias Buchszer Cabriles Eligio Cedeño Elinor Montes Entrevistas Eric Ekval ESDATA especiales Europa Exilio FAES Federico Boccanera Felipe Rodriguez Fernando C. Rodríguez Franklin Brito Franzel Delgado Senior Frate Frater America fraude Frente nacional de abogados FUNDEPRO Genaro Mosquera Gerardo Resplandro Gral. Angel Vivas Perdomo guerrilla Guillermo Salas Gustavo Arraiz Gustavo Coronel Honduras Hugo Álvarez Pifano Humberto Maio Ignacio Gainzarain Imágenes y palabras de una realidad Iván Simonovis Jackeline Sandoval Jesús Antonio Petit Joaquín Chaffardet Jorge Rojas Jose Antonio Colina Jose Domingo Blanco "Mingo" Jose Machillanda Jose Piñera JOSÉ TORO HARDY Juan Bautista Guevara Juan C. Sosa-Azpúrua Junta Patriotica Estudiantil y Popular Laura Prada Lazaro Forero León Arismendi letras Letras en la Oscuridad leyes ludwin moreno Luis Betancourt Oteyza Luis de Lion Luis Jose Uzcategui Luis Manuel Aguana Luis Marín Macky Arenas Manuel De la Cruz María Angélica Quintana Mario Iván Carratú Molina Marisol Bolet Marisol Sarria Pietri Martha Colmenares Miguel Ángel Quevedo Miguel Fierro Monica Corrales mujeresdenegro nazismo Nelson Ramirez Noel Alejandro Leal Rojas Numa Frias Mileo ORDEN Orlando Viera-Blanco Oswaldo Alvarez Paz Otoniel Guevara Otto Gebauer Ovidio Pogioli Pablo Sanchez Pavel Quintero Pedro Carmona Peru Pilar Rahola PLINIO APULEYO MENDOZA Prisionero Politico Rafael Muci-Mendoza Rainiero Herrada Ricardo L. Suárez Robert Alonso Roderick Navarro Roger. Noriega Rolando Guevara Romulo Lares Romulo Lares; Letras en la Oscuridad Sammy Landaeta Millán Sandra Añez Silvia Schanely de Suárez Soportes Soso Rojas Soy un PP TAHIANNY PISANI Tamara Suju Teodulo Lopez Melendez Tiago Da Costa Valentin Arenas Vasco da Costa VenEconomía VenEuropa Venezuela Futura Victor R. Azuaje Videos Vivian Akel H. Viviana Padelin VotoLimpio Yuce Coronado